top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JORGE LUIS BORGES

JORGE LUIS BORGES
JORGE LUIS BORGES (1899-1986) Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, e hijo de un profesor, estudió en Ginebra y vivió durante una breve temporada en España relacionándose con los escritores ultraístas. En 1921 regresó a Argentina, donde participó en la fundación de varias publicaciones literarias y filosóficas como Prisma (1921-1922), Proa (1922-1926) y Martín Fierro en la que publicó esporádicamente; escribió poesía lírica centrada en temas históricos de su país, que quedó recopilada en volúmenes como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno San Martín (1929). De esta época datan sus relaciones con Ricardo Güiraldes, Macedonio Fernández, Alfonso Reyes y Oliveiro Girondo. En la década de 1930, a causa de una herida en la cabeza, comenzó a perder la visión hasta quedar completamente ciego. A pesar de ello, trabajó en la Biblioteca Nacional (1938-1947) y, más tarde, llegó a convertirse en su director (1955-1973). Conoció a Adolfo Bioy Casares y publicó con él Antología de la literatura fantástica (1940). A partir de 1955 fue profesor de Literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Durante esos años, fue abandonando la poesía en favor de los relatos breves por los que ha pasado a la historia. Aunque es más conocido por sus cuentos, se inició en la escritura con ensayos filosóficos y literarios, algunos de los cuales se encuentran reunidos en Inquisiciones. La historia universal de la infamia (1935) es una colección de cuentos basados en criminales reales. En 1955 fue nombrado académico de su país y en 1960 su obra era valorada universalmente como una de las más originales de América Latina. A partir de entonces se suceden los premios y las consideraciones. En 1961 comparte el Premio Fomentor con Samuel Beckett, y en 1980 el Cervantes con Gerardo Diego. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Con la restauración democrática en 1983 se volvió más escéptico. A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: "No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura". Ficciones (1944) está considerado como un hito en el relato corto y un ejemplo perfecto de la obra borgiana. Los cuentos son en realidad una suerte de ensayo literario con un solo tema en el que el autor fantasea desde la subjetividad sobre temas, autores u obras; se trata pues de una ficción presentada con la forma del cuento en el que las palabras son importantísimas por la falsificación (ficción) con que Borges trata los hechos reales. Cada uno de los cuentos de Ficciones está considerado por la crítica como una joya, una diminuta obra maestra. Además, sucede que el libro presenta una estructura lineal que hace pensar al lector que el conjunto de los cuentos conducirán a un final con sentido, cuando en realidad llevan a la nada absoluta. Otros libros importantes del mismo género son El Aleph (1949) y El hacedor (1960). (De Enciclopedia Encarta y Facultad de Humanidades de la Unviersidad de Chile)

españa
 
 
Más allá de los símbolos, más allá de la pompa y la ceniza de los aniv......
a francia
 
 
El frontispicio del castillo advertía: Ya estabas aquí antes de entrar......
elegía
 
 
Sin que nadie lo sepa, ni el espejo, ha llorado unas lágrimas humanas.......
el tigre
 
 
Iba y venía, delicado y fatal, cargado de infinita energía, del otro l......
tríada
 
 
El alivio que habrá sentido César en la mañana de Farsa- lia, al pen......
la pantera
 
 
Tras los fuertes barrotes la pantera Repetirá el monótono camino Que e......
a mi padre
 
 
Tú quisiste morir enteramente. La carne y la gran alma. Tú quisiste En......
el ingenuo
 
 
Cada aurora (nos dicen) maquina maravillas capaces de torcer la más te......
a john keats (1795-1821)
 
 
Desde el principio hasta la joven muerte la terrible belleza te acecha......
baruch spinoza
 
 
Bruma de oro, el occidente alumbra La ventana. El asiduo manuscrito Ag......
enrique banchs
 
 
Un hombre gris. La equívoca fortuna hizo que una mujer no lo quisiera;......
on his blindness
 
 
Al cabo de los años me rodea una terca neblina luminosa que reduce las......
1964 (ya no es mágico el mundo)
 
 
I Ya no es mágico el mundo. Te han dejado. Ya no compartirás la clara ......
el general quiroga va en coche al muere
 
 
El madrejon desnudo ya sin una sed de agua y una luna perdida en e......
el espía
 
 
En la pública luz de las batallas otros dan su vida a la patria y los ......
dónde se habrán ido?
 
 
Según su costumbre, el sol brilla y muere, muere y brilla y en el pati......
el desierto
 
 
Antes de entrar en el desierto los soldados bebieron largamente el agu......
el suicida
 
 
No quedará en la noche una estrella. No quedará la noche. Moriré y con......
ein traum*
 
 
Lo sabían los tres. Ella era la compañera de Kafka. Kafka lo había soñ......
alguien sueÑa
 
 
¿Que habra sonado el Tiempo hasta ahora, que es, como todos los aho......
el
 
 
Los ojos de tu carne ven el brillo del insufrible sol, tu carne toca p......
afterglow
 
 
Siempre es conmovedor el ocaso por indigente o charro que sea, pero má......
mil novecientos setenta y uno
 
 
1971 Dos hombres caminaron por la luna. Otros después. ¿Qué puede la ......
campos atardecidos
 
 
El poniente de pie como un Arcángel tiranizó el camino. La soledad pob......
al espejo
 
 
¿Por qué persistes, incesante espejo? ¿Por qué duplicas, misterioso he......
el centinela
 
 
Entra la luz y me recuerdo; ahí está. Empieza por decirme su nombre, q......
buenos aires
 
 
Y la ciudad, ahora, es como un plano De mis humillaciones y fracasos; ......
de que nada se sabe
 
 
La luna ignora que es tranquila y clara Y ni siquiera sabe que es la l......
la pesadilla
 
 
Sueño con un antiguo rey. De hierro Es la corona y muerta la mirada. Y......
todos los ayeres, un sueño
 
 
Naderías. El nombre de Muraña, una mano templando una guitarra, una vo......

Esta es la página 2 de un total de 6     «« Anterior | Siguiente »»