top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JORGE LUIS BORGES

JORGE LUIS BORGES
JORGE LUIS BORGES (1899-1986) Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, e hijo de un profesor, estudió en Ginebra y vivió durante una breve temporada en España relacionándose con los escritores ultraístas. En 1921 regresó a Argentina, donde participó en la fundación de varias publicaciones literarias y filosóficas como Prisma (1921-1922), Proa (1922-1926) y Martín Fierro en la que publicó esporádicamente; escribió poesía lírica centrada en temas históricos de su país, que quedó recopilada en volúmenes como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno San Martín (1929). De esta época datan sus relaciones con Ricardo Güiraldes, Macedonio Fernández, Alfonso Reyes y Oliveiro Girondo. En la década de 1930, a causa de una herida en la cabeza, comenzó a perder la visión hasta quedar completamente ciego. A pesar de ello, trabajó en la Biblioteca Nacional (1938-1947) y, más tarde, llegó a convertirse en su director (1955-1973). Conoció a Adolfo Bioy Casares y publicó con él Antología de la literatura fantástica (1940). A partir de 1955 fue profesor de Literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Durante esos años, fue abandonando la poesía en favor de los relatos breves por los que ha pasado a la historia. Aunque es más conocido por sus cuentos, se inició en la escritura con ensayos filosóficos y literarios, algunos de los cuales se encuentran reunidos en Inquisiciones. La historia universal de la infamia (1935) es una colección de cuentos basados en criminales reales. En 1955 fue nombrado académico de su país y en 1960 su obra era valorada universalmente como una de las más originales de América Latina. A partir de entonces se suceden los premios y las consideraciones. En 1961 comparte el Premio Fomentor con Samuel Beckett, y en 1980 el Cervantes con Gerardo Diego. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Con la restauración democrática en 1983 se volvió más escéptico. A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: "No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura". Ficciones (1944) está considerado como un hito en el relato corto y un ejemplo perfecto de la obra borgiana. Los cuentos son en realidad una suerte de ensayo literario con un solo tema en el que el autor fantasea desde la subjetividad sobre temas, autores u obras; se trata pues de una ficción presentada con la forma del cuento en el que las palabras son importantísimas por la falsificación (ficción) con que Borges trata los hechos reales. Cada uno de los cuentos de Ficciones está considerado por la crítica como una joya, una diminuta obra maestra. Además, sucede que el libro presenta una estructura lineal que hace pensar al lector que el conjunto de los cuentos conducirán a un final con sentido, cuando en realidad llevan a la nada absoluta. Otros libros importantes del mismo género son El Aleph (1949) y El hacedor (1960). (De Enciclopedia Encarta y Facultad de Humanidades de la Unviersidad de Chile)

el remordimiento
 
 
He cometido el peor de los pecados Que un hombre puede cometer. No he ......
milonga de los morenos
 
 
Alta la voz y animosa como si cantara flor, hoy, caballeros, le canto ......
shinto
 
 
Cuando nos anonada la desdicha, durante un segundo nos salvan las aven......
el advenimiento
 
 
Soy el que fui en el alba, entre la tribu. Tendido en mi rincón de la ......
a israel
 
 
¿Quién me dirá si estás en el perdido laberinto de ríos seculares de m......
cosas
 
 
El volumen caído que los otros ocultan en la hondura del estante y que......
elegía
 
 
Oh destino el de Borges, haber navegado por los diversos mares del mun......
a johannes brahms
 
 
Yo, que soy un intruso en los jardines Que has prodigado a la plural m......
elegía de la patria
 
 
De hierro, no de oro, fue la aurora. La forjaron un puerto y un desier......
mil novecientos sesenta y cuantro
 
 
1964 I Ya no es mágico el mundo. Te han dejado. Ya no compart......
la cifra
 
 
La amistad silenciosa de la luna (cito mal a Virgilio) te acompaña des......
la trama
 
 
En el segundo patio la canilla periódica gotea, fatal como la muerte d......
sueña alonso quijano
 
 
El hombre se despierta de un incierto sueño de alfanjes y de campo lla......
milonga de jacinto chiclana
 
 
Me acuerdo. Fue en Balvanera En una noche lejana Que alguien dejó caer......
un ciego
 
 
No sé cuál es la cara que me mira cuando miro la cara del espejo; no s......
el juego
 
 
No se miraban. En la penumbra compartida los dos estaban serios y sile......
un sábado
 
 
Un hombre ciego en una casa hueca Fatiga ciertos limitados rumbos Y to......
el puñal
 
 
A Margarita Bunge En un cajón hay un puñal. Fue forjado en Toledo, a......
un mañana
 
 
Loada sea la misericordia De Quien, ya cumplidos mis setenta años Y se......
al hijo
 
 
No soy yo quien te engendra. Son los muertos. Son mi padre, su padre y......
el títere
 
 
A un compadrito le canto que era el patrón y el ornato de las casas me......
la vuelta
 
 
Al cabo de los años del destierro volví a la casa de mi infancia y tod......
el sur
 
 
Desde uno de tus patios haber mirado las antiguas estrellas, desde el ......
inferno, v, 129
 
 
Dejan caer el libro, porque ya saben que son las personas del libro. (......
el ciego
 
 
I Lo han despojado del diverso mundo, de los rostros, que son lo que e......
el despertar
 
 
Entra la luz y asciendo torpemente de los sueños al sueño compartido y......
all our yesterdays
 
 
Quiero saber de quién es mi pasado. ¿De cuál de los que fui? ¿Del gine......
góngora
 
 
Marte, la guerra. Febo, el sol. Neptuno, el mar que ya no pueden ver m......
el ápice
 
 
No te habrá de salvar lo que dejaron Escrito aquellos que tu miedo imp......
cuarteta
 
 
Murieron otros, pero ello aconteció en el pasado, que es la estación (......

Esta es la página 3 de un total de 6     «« Anterior | Siguiente »»