top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JORGE LUIS BORGES

JORGE LUIS BORGES
JORGE LUIS BORGES (1899-1986) Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, e hijo de un profesor, estudió en Ginebra y vivió durante una breve temporada en España relacionándose con los escritores ultraístas. En 1921 regresó a Argentina, donde participó en la fundación de varias publicaciones literarias y filosóficas como Prisma (1921-1922), Proa (1922-1926) y Martín Fierro en la que publicó esporádicamente; escribió poesía lírica centrada en temas históricos de su país, que quedó recopilada en volúmenes como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno San Martín (1929). De esta época datan sus relaciones con Ricardo Güiraldes, Macedonio Fernández, Alfonso Reyes y Oliveiro Girondo. En la década de 1930, a causa de una herida en la cabeza, comenzó a perder la visión hasta quedar completamente ciego. A pesar de ello, trabajó en la Biblioteca Nacional (1938-1947) y, más tarde, llegó a convertirse en su director (1955-1973). Conoció a Adolfo Bioy Casares y publicó con él Antología de la literatura fantástica (1940). A partir de 1955 fue profesor de Literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Durante esos años, fue abandonando la poesía en favor de los relatos breves por los que ha pasado a la historia. Aunque es más conocido por sus cuentos, se inició en la escritura con ensayos filosóficos y literarios, algunos de los cuales se encuentran reunidos en Inquisiciones. La historia universal de la infamia (1935) es una colección de cuentos basados en criminales reales. En 1955 fue nombrado académico de su país y en 1960 su obra era valorada universalmente como una de las más originales de América Latina. A partir de entonces se suceden los premios y las consideraciones. En 1961 comparte el Premio Fomentor con Samuel Beckett, y en 1980 el Cervantes con Gerardo Diego. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Con la restauración democrática en 1983 se volvió más escéptico. A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: "No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura". Ficciones (1944) está considerado como un hito en el relato corto y un ejemplo perfecto de la obra borgiana. Los cuentos son en realidad una suerte de ensayo literario con un solo tema en el que el autor fantasea desde la subjetividad sobre temas, autores u obras; se trata pues de una ficción presentada con la forma del cuento en el que las palabras son importantísimas por la falsificación (ficción) con que Borges trata los hechos reales. Cada uno de los cuentos de Ficciones está considerado por la crítica como una joya, una diminuta obra maestra. Además, sucede que el libro presenta una estructura lineal que hace pensar al lector que el conjunto de los cuentos conducirán a un final con sentido, cuando en realidad llevan a la nada absoluta. Otros libros importantes del mismo género son El Aleph (1949) y El hacedor (1960). (De Enciclopedia Encarta y Facultad de Humanidades de la Unviersidad de Chile)

inscripción sepulcral
 
 
Para mi bisabuelo, el coronel Isidoro Suárez Dilató su valor sobre l......
líneas que pude haber escrito y perdido hacia 1922
 
 
Silenciosas batallas del ocaso en arrabales últimos, siempre antiguas ......
midgarthormr
 
 
Sin fin el mar. Sin fin el pez, la verde serpiente cosmogónica que enc......
poema conjetural
 
 
El doctor Francisco Laprida, asesinado el día 22 de setiembre d......
sala vacía
 
 
Los muebles de caoba perpetúan entre la indecisión del brocado su tert......
a leopoldo lugones
 
 
Los rumores de la plaza quedan atrás y entro en la Biblioteca. De una ......
benarés
 
 
Falsa y tupida como un jardín calcado en un espejo, la imaginada urbe ......
simón carvajal
 
 
En los campos de Antelo, hacia el noventa mi padre lo trató. Quizá cam......
un poeta del siglo xiii
 
 
Vuelve a mirar los arduos borradores De aquel primer soneto innominado......
juan, i, 14
 
 
Refieren las historias orientales la de aquel rey del tiempo, que suje......
elegía de un parque
 
 
Se perdió el laberinto. Se perdieron todos los eucaliptos ordenados, l......
a un poeta menor de la antología
 
 
¿Dónde está la memoria de los días que fueron tuyos en la tierra, y te......
ewigkeit
 
 
Torne en mi boca el verso castellano a decir lo que siempre está dicie......
la noche que en el sur lo velaron
 
 
A Letizia Álvarez de Toledo Por el deceso de alguien -misterio cuyo v......
a un poeta menor de 1899
 
 
Dejar un verso para la hora triste que en el confín del día nos acecha......
el bisonte
 
 
Montañoso, abrumado, indescifrable, rojo como la brasa que se apaga, a......
el hacedor
 
 
Somos el río que invocaste, Heráclito. Somos el tiempo. Su intangible ......
al triste
 
 
Ahí está lo que fue: la terca espada del sajón y su métrica de hierro,......
inscripción en cualquier sepulcro
 
 
No arriesgue el mármol temerario gárrulas transgresiones al todopoder ......
quince monedas
 
 
A Alicia Jurado Un poeta oriental Durante cien otoños he mirado ......
la prueba
 
 
Del otro lado de la puerta un hombre deja caer su corrupción. En vano ......
buenos aires
 
 
Antes, yo te buscaba en tus confines que lindan con la tarde y la llan......

Esta es la página 6 de un total de 6     «« Anterior