top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JORGE LUIS BORGES

JORGE LUIS BORGES
JORGE LUIS BORGES (1899-1986) Nacido el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires, e hijo de un profesor, estudió en Ginebra y vivió durante una breve temporada en España relacionándose con los escritores ultraístas. En 1921 regresó a Argentina, donde participó en la fundación de varias publicaciones literarias y filosóficas como Prisma (1921-1922), Proa (1922-1926) y Martín Fierro en la que publicó esporádicamente; escribió poesía lírica centrada en temas históricos de su país, que quedó recopilada en volúmenes como Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno San Martín (1929). De esta época datan sus relaciones con Ricardo Güiraldes, Macedonio Fernández, Alfonso Reyes y Oliveiro Girondo. En la década de 1930, a causa de una herida en la cabeza, comenzó a perder la visión hasta quedar completamente ciego. A pesar de ello, trabajó en la Biblioteca Nacional (1938-1947) y, más tarde, llegó a convertirse en su director (1955-1973). Conoció a Adolfo Bioy Casares y publicó con él Antología de la literatura fantástica (1940). A partir de 1955 fue profesor de Literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. Durante esos años, fue abandonando la poesía en favor de los relatos breves por los que ha pasado a la historia. Aunque es más conocido por sus cuentos, se inició en la escritura con ensayos filosóficos y literarios, algunos de los cuales se encuentran reunidos en Inquisiciones. La historia universal de la infamia (1935) es una colección de cuentos basados en criminales reales. En 1955 fue nombrado académico de su país y en 1960 su obra era valorada universalmente como una de las más originales de América Latina. A partir de entonces se suceden los premios y las consideraciones. En 1961 comparte el Premio Fomentor con Samuel Beckett, y en 1980 el Cervantes con Gerardo Diego. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986. Sus posturas políticas evolucionaron desde el izquierdismo juvenil al nacionalismo y después a un liberalismo escéptico desde el que se opuso al fascismo y al peronismo. Fue censurado por permanecer en Argentina durante las dictaduras militares de la década de 1970, aunque jamás apoyó a la Junta militar. Con la restauración democrática en 1983 se volvió más escéptico. A lo largo de toda su producción, Borges creó un mundo fantástico, metafísico y totalmente subjetivo. Su obra, exigente con el lector y de no fácil comprensión, debido a la simbología personal del autor, ha despertado la admiración de numerosos escritores y críticos literarios de todo el mundo. Describiendo su producción literaria, el propio autor escribió: "No soy ni un pensador ni un moralista, sino sencillamente un hombre de letras que refleja en sus escritos su propia confusión y el respetado sistema de confusiones que llamamos filosofía, en forma de literatura". Ficciones (1944) está considerado como un hito en el relato corto y un ejemplo perfecto de la obra borgiana. Los cuentos son en realidad una suerte de ensayo literario con un solo tema en el que el autor fantasea desde la subjetividad sobre temas, autores u obras; se trata pues de una ficción presentada con la forma del cuento en el que las palabras son importantísimas por la falsificación (ficción) con que Borges trata los hechos reales. Cada uno de los cuentos de Ficciones está considerado por la crítica como una joya, una diminuta obra maestra. Además, sucede que el libro presenta una estructura lineal que hace pensar al lector que el conjunto de los cuentos conducirán a un final con sentido, cuando en realidad llevan a la nada absoluta. Otros libros importantes del mismo género son El Aleph (1949) y El hacedor (1960). (De Enciclopedia Encarta y Facultad de Humanidades de la Unviersidad de Chile)

camden, 1892
 
 
El olor del café y de los periódicos. El domingo y su tedio. La mañana......
jardín
 
 
Zanjones, sierras ásperas, médanos, sitiados por jadeantes singladuras......
el grabado
 
 
¿Por qué, al hacer girar la cerradura, Vuelve a mis ojos con asombro a......
caminata
 
 
Olorosa como un mate curado la noche acerca agrestes lejanías y despej......
barrio reconquistado
 
 
Nadie vio la hermosura de las calles hasta que pavoroso en clamor se d......
a quien está leyéndome
 
 
Eres invulnerable. ¿No te han dado los números que rigen tu destino ce......
milonga de calandria
 
 
Servando Cardoso el nombre y Ño Calandria el apodo; no lo sabrán olvid......
el tercer hombre
 
 
Dirijo este poema (por ahora aceptemos esa palabra) al tercer hombre q......
mateo, xxv, 30
 
 
El primer puente de Constitución y a mis pies Fragor de trenes que tej......
borges y yo
 
 
Al otro, a Borges, es a quien le ocurren las cosas. Yo camino por Buen......
milonga de don nicanor paredes
 
 
Venga un rasgueo y ahora, con el permiso de ustedes, le estoy cantando......
el bastón de laca
 
 
María Kodama lo descubrió. Pese a su autoridad y a su firmeza, es curi......
1972 (temí que el porvenir)
 
 
Temí que el porvenir (que ya declina) sería un profundo corredor de es......
dos poemas ingleses (i)
 
 
A Beatriz Bibiloni Webster de Bullrich Las albas inútiles me encuentr......
la recoleta
 
 
Convencidos de caducidad por tantas nobles certidumbres del polvo, nos......
al primer poeta de hungría
 
 
En esta fecha para ti futura que no alcanza el augur que la prohibida ......
a un césar
 
 
En la noche propicia a los lemures Y a las larvas que hostigan a los m......
el poeta declara su nombradía
 
 
El círculo del cielo mide mi gloria, las bibliotecas del Oriente se di......
el forastero
 
 
Despachadas las cartas y el telegrama, camina por las calles indefinid......
la plaza san martín
 
 
A Macedonio Fernández En busca de la tarde fui apurando en vano las ......
1929 (antes la luz)
 
 
Antes la luz entraba más temprano en la pieza que da al último patio; ......
alguien
 
 
Un hombre trabajado por el tiempo, un hombre que ni siquiera espera la......
el testigo
 
 
Desde su sueño el hombre ve al gigante de un sueño que soñado fue en B......
einar tambarskelver
 
 
Heimskringla, 1, 117 Odín o el rojo Thor o el Cristo Blanco... Poco i......
el hambre
 
 
Madre antigua y atroz de la incestuosa guerra, Borrado sea tu nombre d......
mil ochocientos noventa y uno
 
 
1891 Apenas lo entreveo y ya lo pierdo. Ajustado el decente traje neg......
una llave en east lansing
 
 
A Judith Machado Soy una pieza de limado acero. Mi borde irregu......
de la diversa andalucía
 
 
Cuántas cosas. Lucano que amoneda el verso y aquel otro la sentencia. ......
mil novecientos sesenta y cuatro
 
 
1964 I Ya no es mágico el mundo. Te han dejado. Ya no compart......
el alquimista
 
 
Lento en el alba un joven que han gastado la larga reflexión y las ava......

Esta es la página 5 de un total de 6     «« Anterior | Siguiente »»