top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de MANUEL JOSÉ OTHÓN

MANUEL JOSÉ OTHÓN
MANUEL JOSE OTHON (1858-1906) Este gran poeta Mexicano nació en San Luis Potosí, el 14 de junio de 1858. Estudió leyes en esa misma ciudad, Inspirado poeta descriptor de la naturaleza conscientemente apartado de las tendencias literarias de su tiempo, la resonancia de su magnífica producción poética -fuertemente enraizada en la tradición de Horacio, Virgilio, Chénier, Lope, Pagaza- constituye un hito singularísimo. dentro del conflictivo período en que confluyen las aguas del último romanticismo y el primer modernismo. Ni plenamente romántico ni atraído por las musas parnasianas y simbolistas en boga, lo clásico en él es resonancia de un temperamento, la coincidencia con un peculiar impulso creador, como señala Anderson Imbert. Abogado de amplia preparación humanística y cierta despreocupada bohemia, desempeñó por largo tiempo funciones judiciales y administrativas en el norte de su país, circunstancia que lo puso en contacto íntimo con esa naturaleza que tanto amó y celebró. Alfonso Reyes, como siempre agudo y afectuoso, nos ha dejado del poeta esta semblanza: "En la paz de las aldeas gustaba Ohton de pasar la vida, donde es mas fácil salir al campo... Desvestido el ánimo de todo sentimiento efímero, vuelve a su profundidad sustantiva, toma alli lo esencial, lo desinteresado, que es a la vez lo superfluo de las imágenes del mundo, y vuelca sinceramente sobre el espectáculo de la naturaleza el tesoro de su mas hondas actividades: la religión el deber, el gusto, el dolor de la vida. La existencia de Manuel José Othon, por otra parte según era su descuido por las cosas exteriores y según era su hábito de ensimismamietno y de éxtasis, parece mas desligada aun de la realidad accesoria por aquel maravilloso don de olvido, que le conociamos, y que ya es proverbial, a cuya merced el poeta pasa por la tierra como un personaje de capricho, con el despilfarro de un desdeñoso, con la torpeza de un inocente, con la grande y dominadora sencillez de un hombre justo. Y asi, su labor poetica, nacida de fuentes tan serenas, hija de todos los sentimientos mas fundamentales del espíritu, Es casta y benigna, salobre como campesina madrugadora, firme como labrador envejecido sobre la reja, santa y profunda como un himno de Dios en el mas escondido rincón de alguna selva. Su obra en verso, de pareja y sobresaliente calidad, le abre, en 1891 - con la aparición, de El Himno de los Bosques- las puertas de la Academia de las Letras. Despues siguen los poemarios La Noche Rustica de Walpurguis, (1897) , Poemas Rusticos, (1902), Considerada por muchos su obra decisiva, y que tuvo magnífica acogida y en (1905) En el Desierto, Y luego sigue Idilio Salvaje que tuvo extraordinaria repercusión, Incluso entre sus contradictores, los poetas modernistas. Escribió tambien cuentos, novelas cortas y obras teatrales, actividades en las que no destacó, pese a la popularidad, que alcanzaron alguna de estas obras. Caracteristico de lo mejor de su poesía, es el esplendoroso despliegue, de sensaciones y emociones en el ambito, de la realidad natural. La naturaleza cantada por Othon, es siempre grandiosa, dinámica, marcada por imponentes cataclismos, de una increible variedad de sonidos y colores orquestados a modo de una sinfonía. Se ha señalado que bajo ese torrente de imagenes y sonoridades su poesia lleva en si misma al afinidad con el arte clasico. Y, cuando el motivo de sus versos no es el paisaje, la influencia de los poetas del Siglo de Oro irrumpe con fuerza. Poeta, en suma, en la mas alta acepcion de la palabra , nos complace que la alta dignidad de su obra sirva ahora para clausurar - al lado de poetas como Zorrilla,- el largo, a menudo farragoso pero siempre apasionado periplo romántico,

angelus domini
 
 
I Rompe el alba el botón de la mañana con sus dedos de niebla luminosa......
himno de los bosques
 
 
I En este sosegado apartamiento lejos de cortesanas ambiciones, libre ......
la cruz sola
 
 
Negro el altar, la bóveda desierta, el resplandor del moribundo día pe......
el ruiseñor
 
 
Oid la campanita, cómo suena, el toque del clarín, cómo arrebata, las ......
idilio salvaje
 
 
A Alfonso Toro A fuerza de pensar en tus historias y sentir con tu pr......
la canción del otoño
 
 
I Zumba ¡oh viento! zumba y ruge dispersando la simiente; que la crútu......
poema de la vida
 
 
Canto Primero Idilio I Es la suprema floración del año. Ya la niebla n......
voz interna
 
 
En las noches tediosas y sombrías buscan su nido en mi cerebro enfermo......
el río
 
 
Triscad, oh linfas, con la grácil onda, gorgoritas, alzad vuestras can......
elegía
 
 
A la memoria de Rafael Ángel de la Peña De mis oscuras......
salmo del fuego
 
 
Noche muy negra. Un paso: la cañada defendida por ásperos pretiles. Ab......
noche rústica de walpurgis
 
 
I INVITACIÓN AL POETA Coge la lira de oro y abandona el tabardo, desc......
paisajes
 
 
Meridies Rojo, desde el cenit, el sol caldea. La torcaz cuenta al río ......
epitalamio
 
 
Todo, al soplar las brisas tropicales, mueve la sangre y todo a amar p......
a traves de la lluvia
 
 
Llueve. Del sol glorioso los rayos fulgurantes refléjanse en el agua, ......
frondas y glebas
 
 
A Clearco Meonio I ORILLAS DEL PAPALOAPAN Adivino los fértile......
Continúe en Poemas de MIGUEL DE UNAMUNO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1