top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JOSÉ LEZAMA LIMA

JOSÉ LEZAMA LIMA
JOSÉ LEZAMA LIMA (1910 – 1976) Nace el 19 de diciembre de 1910 en el Campamento de Columbia, en las proximidades de La Habana, donde su padre era coronel. Ya en la capital, participa en los alzamientos estudiantiles contra la dictadura de Machado y se matricula en Derecho. Desde 1929 hasta su muerte, vivirá primero con su anciana madre y, más tarde, con su esposa en una casa de la parte vieja de la ciudad, tolerado a duras penas por el régimen, y sólo abandonará la isla durante dos breves estancias en México y Jamaica. Poeta, ensayista y novelista, patriarca invisible de las letras cubanas, desde 1944 hasta 1957. Fundó la revista Verbum y estuvo al frente de Orígenes, la más importante de las revistas cubanas de literatura. Obeso y asmático desde la infancia, muere el 9 de agosto de 1976. Conocedor profundo de Góngora, Platón, los poetas órficos y los filósofos gnósticos, Lezama compendió su vida en el amor a los libros. Su obra culterana está saturada de claves, enigmas, alusiones, parábolas y alegorías que aluden a una realidad secreta, íntima y, al mismo tiempo, ambigua. Desarrolló una erótica de la escritura, anticipándose, de esta manera, a las corrientes europeas de la estilística estructuralista. Sus ensayos son imaginativos, poéticos, abiertos y constituyen una recreación de textos y visiones. Promotor de revistas y cenáculos, supo congregar en torno suyo a poetas de la talla de Gastón Baquero, Cintio Vitier, Eliseo Diego, Virgilio Piñera y Octavio Smith, entre otros. Su amistad con el poeta y sacerdote español Angel Gaztelú (1914), contribuyó a la formación de su mundo espiritual. Su primer libro de poemas fue Muerte de Narciso (1937), y con él emplaza al lector frente a una situación límite de la realidad de cuyo desmantelamiento surge otra realidad artísticamente potenciada y reconstruida dentro de una fascinante y barroca mitología. Siguen, entre otras obras poéticas, todas influidas por el estilo rico en metáforas y lleno de distorsiones de Góngora, Enemigo rumor ¡1941¿, Aventuras sigilosas (1945), Dador (1960) y Fragmentos a su imán, publicado póstumamente en 1977, en las que sigue demostrando que la poesía es una aventura arriesgada. En 1966 publicó la novela Paradiso, donde confluye toda su trayectoria poética de carácter barroco, simbólico e iniciático. El protagonista, José Cemí, remite de inmediato al autor en su devenir externo e interno camino de su conversión en poeta. Lo cubano, con sus deformaciones verbales, desempeña un papel fundamental en la obra, como ocurre en su colección de ensayos La cantidad hechizada (1970). Oppiano Licario es una novela inconclusa, aparecida póstumamente en 1977, que desarrolla la figura del personaje que ya aparecía en Paradiso y de la que toma título. Lezama Lima ha influido inmensamente en numerosos escritores hispanoamericanos y españoles, algunos de los cuales llegaron a considerarle su maestro, como es el caso de Severo Sarduy.

paradiso (fragmento)
 
 
Rodaba ya el primer cuadrante de la medianoche y José Cerní tarareaba ......
sonetos a la virgen
 
 
I Deípara, paridora de Dios. Suave la giba del engañado para ser tuvo......
doble noche (i)
 
 
La noche no logra terminar, malhumorada permanece, adormeciendo a los ......
hai kai en gerundio
 
 
El toro de Guisando no pregunta cómo ni cuándo, va creciendo y temblan......
la madre
 
 
Vi de nuevo el rostro de mi madre. Era una noche que parecía haber esc......
los dados de medianoche
 
 
Buscando la increada forma del logos de la imaginación, las serenas pr......
no hay que pasar (i)
 
 
No hay que pasar puentes de conchas de desprecios de recomenzar la bús......
la mujer y la casa
 
 
Hervías la leche y seguías las aromosas costumbres del café. Recorrías......
una oscura pradera me convida
 
 
Una oscura pradera me convida, sus manteles estables y ceñidos, giran ......
mi esposa maría luisa
 
 
En la azotea conversable, con riesgo de tu vida, lees la Biblia. Era t......
primera glorieta de la amistad (fragmento)
 
 
(Para Cintio Vitier) Se nos fue la vida hipostasiando, haciendo con l......
muerte de narciso
 
 
Dánae teje el tiempo dorado por el Nilo, envolviendo los labios que pa......
oda a julián del casal
 
 
Déjenlo, verdeante, que se vuelva; permitidle que salga de la fiesta a......
consejos del ciclón
 
 
Cuando el negro come melocotón tiene los ojos azules. ¿En dónde encont......
pensamientos en la habana
 
 
Porque habito un susurro como un velamen, una tierra donde el hielo es......
variaciones del árbol
 
 
La caída del árbol le distingue. Lento, si asciende, su atracción no c......
ah, que tú escapes
 
 
A que tú escapes en el instante en el que ya habías alcanzado tu defin......
las barbas de un rey
 
 
¿Las puertas? Las barbas de un rey gótico que preside la caída de una ......
no hay que pasar (ii)
 
 
Mi mano de mármol gris mis olvidos o mi sola alma la navegación a medi......
doble noche (ii)
 
 
Entré en el cuarto, no me decidí a encender la luz. Estaba un hombre s......
Continúe en Poemas de JOSÉ LUIS APPLEYARD »»»

Esta es la página 1 de un total de 1