top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de VÍCTOR RODRÍGUEZ NÚÑEZ

VÍCTOR RODRÍGUEZ NÚÑEZ
Víctor Rodríguez Núñez (1955-). (Nació en La Habana en 1955) Poeta, periodista, crítico, traductor y profesor universitario cubano. Ha publicado los poemarios Cayama (Santiago de Cuba, 1979), Con raro olor a mundo (Premio David, La Habana, 1981), Noticiario del solo (Premio Plural, México; La Habana, 1987), Cuarto de desahogo (La Habana, 1993), Los poemas de nadie y otros poemas (Medellín, 1994), El último a la feria (Premio EDUCA, San José de Costa Rica, 1995), Oración inconclusa (Premio Renacimiento, Sevilla, 2000), Actas de medianoche/ I (Accésit Premio Fray Luis de León, Valladolid, 2006), y Actas de medianoche/ II (Premio Leonor, Soria, 2007). Con raro olor a mundo: Primera antología, 1978-1998 (La Habana, 2004) ofrece una muestra representativa así como una reescritura de su obra poética. Durante la década de 1980 fue redactor y jefe de redacción de la revista cultural El Caimán Barbudo, donde publicó numerosos trabajos sobre literatura y cine. Seleccionó las antologías de su generación Cuba: En su lugar la poesía (México, 1982), Usted es la culpable (La Habana, 1985), y El pasado del cielo: La nueva y novísima poesía cubana (Medellín, 1994). Es autor del ensayo Cien años de solidaridad: Introducción a la obra periodística de Gabriel García Márquez (Premio UNEAC, La Habana, 1986), y compiló y prologó la obra del mismo autor, La soledad de América Latina: Escritos sobre arte y literatura, 1948-1985 (La Habana, 1990). Entre sus traducciones de poesía se destacan Esto sucede cuando el corazón de una mujer se rompe (Madrid, 1999) de Margaret Randall; El silo: Una sinfonía pastoral y América o el resplandor (en colaboración con Katherine Hedeen, La Habana, 2005 y 2006) de John Kinsella. Es profesor de Literaturas Hispánicas en Kenyon College, Estados Unidos. Poética La poesía es algo más que un reflejo porque puede hacer sangrar. Algo más que una escritura porque germina en la conversación. Algo más que un sitio porque está en todas partes. Algo más que un género porque se adelanta a la literatura. Algo más que un instante porque “el traje que vestí mañana”. Algo más que una fijeza porque la espiral y el río la imitan. Algo más que una iluminación porque se mete con las cosas. Algo más que un tesoro porque le sobra al pobre. Algo más que un ritmo porque le encantan los silencios. Algo más que un alarde de civilización porque hay notas al margen. Algo más que un nombre porque se enmascara y llega a ser anónima. Algo más que una fe porque rebasa la razón. Algo más que una gracia de poeta porque los lectores olvidan. Algo más que un testimonio porque “yo amo los mundos sutiles”. Algo más que un alma porque siempre toma cuerpo. Algo más que una mercancía porque no se vende ni se compra. Algo más que un poder sagrado porque desmitifica. Algo más que una idea porque es apasionada. Algo más que un signo de desinterés porque se enreda. Algo más que un sentimiento porque es metódica. Algo más que un refugio porque vale de herramienta. Algo más que un saber porque los poderosos la rondan. Algo más que un oficio porque en Cayama Higinio López hablaba en versos. La poesía es sólo algo más. Mount Vernon, 28 de enero de 2007 Comentarios “no sólo está la poesía de Víctor Rodríguez Núñez inmersa en el humor o el desenfado. Esto es un guiño, un sesgo, que recorre una obra que nos muestra también al hombre escindido, desgarrado [...]. Si uno va quitándole a esta obra capas, [...] su corazón, su centro, está habitado por una materia delicada. Es su lirismo. [...] Una guerra del mundo en el lenguaje y del lenguaje en el mundo” Juan Manuel Roca, 1992 “A la visión de los fenómenos de [Víctor] Rodríguez Núñez se suma una expresión que, a fuerza de trabajo, ha logrado su singularidad. Existe una cotidianidad vuelta íntima, celebrada y sentida en lo más hondo. Y si bien ese entorno diario, corriente y maravilloso a la vez, busca para expresarse una oralidad familiar, esta poesía no pierde intensidad en ningún momento al estar sostenida por imágenes de gran fuerza y belleza.” Jorge Boccanera, 1995 “lo ético resulta definitorio. Y subrayo esta palabra porque no se puede analizar la poesía de Víctor [Rodríguez Núñez] prescindiendo de un valor fundamental [...] que rebasa el ámbito puramente literario y estético para entrar de lleno en la conducta humana, porque es de ella [...] que se nutre. [...] Una manera que [....] comienza a resultar, quizás, irrepetible. O intransferible.” José Pérez Olivares, 2000 “Reconozco en Víctor [Rodríguez Núñez] a un hermano de Vallejo. Como él, soy de los que piensa que [...] el poeta ha de vivir desde, por y para la emoción. No importa que ésta venga por la vía del conocimiento o del accidente vivencial, pues [...] la experiencia humana es una sola [...]. La poesía [...] es entonces en su caso testimonio de fe, [...] intervención en un discurso que alentará mientras la especie dure.” Alex Fleites, 2005

conjeturas sobre la sonrisa del pastor
 
 
El pequeño pastor que cada sábado toca a mi puerta por Dios ¿a quién......
actas de medianoche (siete)
 
 
Inventa la noche en mi ventana o......
paraguas
 
 
Bajo una lluvia ajena que no lo deja arder este hombre camina Nadie en......
confirmaciones
 
 
El menor de mis hijos que aún no sabe su nombre ni caminar de......
elogio del neutrino
 
 
Te celebro porque en el mundo nadie es más pequeño que tú y sin emba......
actas de medianoche (1)
 
 
su luz sin otra música Eugenio Florit Puerta que ci......
abismos
 
 
Vivo entre dos abismos La paciencia del que ya anduvo tal vez dema......
secreto profesional
 
 
El árbol que con desesperación hace gestos al cielo La mañana que vo......
bogotano
 
 
Yo juego fútbol con mis asesinos Les disputo el balón gano tiempo ......
conjuros
 
 
Mi madre recoge flores silvestres entre los árboles de Selva Negra El ......
tarot
 
 
A la izquierda el amor su flecha única que atraviesa el vórtice del v......
actas de medianoche (catorce)
 
 
Y quedé solo en mí, de mí ausente Carlos Drummond de An......
actas de medianoche (once)
 
 
debe abrir el silencio con su llama desnuda ......
entrada
 
 
No sé por qué camino pero he llegado aquí Hasta este raro sitio sin ca......
Continúe en Poemas de JOSÉ CARR »»»

Esta es la página 1 de un total de 1