top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de Gonzalo Millán

Gonzalo Millán
Gonzalo Millán nació en Santiago de Chile en 1947. Es autor, entre otros, de los libros: Relación personal (1968); La ciudad (l979); Vida (1984); Seudónimos de la muerte (1984); Virus (1987); Cinco poemas eróticos (1990); y, Trece lunas (1997). Paralelamente a su actividad poética y docente, se ha dedicado a la creación artística en el campo de la poesía visual y las artes plásticas. Ha realizado exposiciones individuales en Chile, Canadá. Estados Unidos, Suecia y Holanda. Durante su exilio en Canadá fundó la editorial Cordillera y desde su regreso a Chile dirige la revista de poesía El Espíritu del Valle. Es traductor del inglés, francés y neerlandés. Ha ganado importantes premios entre lo que destacan el Premio Pedro de Oña (1967) y el Pablo Neruda (1987).

andan los relojes
 
 
Andan los relojes. Andan los planetas. ¿Cómo andamos? Ando a tr......
llueve
 
 
Llueve. La lluvia mancha las calles. El asfalto mojad......
la llave entra en la cerradura
 
 
La llave entra en la cerradura. Los dedos entran en la manopla. ......
cae una lluvia torrencial
 
 
Cae una lluvia torrencial. La lluvia hincha los torrentes. ......
llueve a mares
 
 
Llueve a mares. El agua hervida se agita. El agua hierve......
amanece
 
 
Amanece. Se abre el poema. Las aves abren las alas. ......
sale el sol
 
 
Sale el sol. Salen los habitantes de sus casas. Hace frío. ......
los ascensores suben
 
 
Los ascensores suben. Bajan las ventas. El ascensorista e......
la tierra es redonda
 
 
La tierra es redonda. La mesa es redonda. La mesa es de ma......
circulan los automóviles
 
 
Circulan los automóviles. Circulan rumores de guerra El dinero......
cazador de un fuego fatuo
 
 
Te persigo asordado por mi ruido y el viento, y sigo y me huyes com......
cae el sol
 
 
Cae el sol. Cae el agua del caño en la pila de piedra. El agua......
rompe el día
 
 
Rompe el día. Las olas rompen formando espuma. Suceden des......
apareció
 
 
Apareció. Había desaparecido. Meses después aparec......
se distrae mirando por la ventana
 
 
Se distrae mirando por la ventana. La ventana cae a la calle. ......
en las vitrinas hay maniquíes
 
 
En las vitrinas hay maniquíes. Los maniquíes son de yeso. Los maniq......
pongo en mi oreja la oreja ondulada de la nada
 
 
Vacío caracol de tierra y vides: feble trompa que contiene las n......
los maderos bajan flotando por el río
 
 
Los maderos bajan flotando por el río. La madera se apila en el aserr......
hago señas y signos pasajeros
 
 
En aquel mismo árbol fui a buscar otro verano, el corazón ése, mal ......
paso por la arena
 
 
Antes que llegue el rumor de la marea y el blanco hervor de huevo de ......
el día tiene veinticuatro horas
 
 
El día tiene veinticuatro horas. La ampolleta está encendida las......
otoña en la ciudad
 
 
Otoña en la ciudad. Las hojas enrojecen. Las hojas amarillean. ......
la tierra se mueve
 
 
La tierra se mueve. Se mueven los dientes que se van a caer. ......
se abren las esclusas
 
 
Se abren las esclusas. Las esclusas dejan pasar el agua. Las a......
cambia el viento
 
 
Cambia el viento. El viento anuncia lluvia. El cambiador empuj......
la fiesta local me ha perdido nuevamente de mi calle
 
 
Al cielo la cabeza alzada observo también el eclipse, con el neg......
las paredes se levantan a plomo
 
 
Las paredes se levantan a plomo. Las paredes son altas. Las pare......
el paseo del satre desnudo
 
 
Después de clavar esa aguja con dos manos en la silla y cerrar oj......
uno aprieta a correr
 
 
Uno aprieta a correr. Lo siguen. Los peatones abren paso. Doblan c......
Continúe en Poemas de Helmer Momphotes »»»

Esta es la página 1 de un total de 1