top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de Manuel del Palacio

Manuel del Palacio
Fecha de nacimiento: 1831 Lérida, España Fecha de su muerte:1906 Madrid Ocupación: Escritor y Poeta. Datos históricos: Destacó por sus escritos satíricos. Obra más importante: Cabezas y Calabazas - 1863Manuel del Palacio y Simó (Lérida, 1831 - Madrid, 1906), periodista y poeta satírico español. Vivió en Soria, Valladolid, La Coruña y Madrid. Se graduó en Valladolid. Fue un poeta bastante popular en su época, de hábil versificación y tono festivo, y está considerado como uno de los grandes poetas burlones del siglo XIX. En Granada (1951) perteneció a la tertulia de La Cuerda junto a Pedro Antonio de Alarcón, Moreno Nieto y otros. En Madrid trabajó en diarios como El Látigo, La Discusión, El Imparcial, Madrid Cómico y Blanco y Negro, entre otros. Fue desterrado a Puerto Rico en 1867 a causa de sus sátiras políticas, entonces liberales. Entró después en la carrera diplomática y desempeñó puestos en Florencia y en Uruguay; fue jefe de sección del Archivo y biblioteca del Ministerio de Estado. Presidente de la sección de literatura del Ateneo de Madrid. Posteriormente se hizo conservador. Fue nombrado académico de la Lengua Española en 1892. Cuando Clarín dijo que sólo había en España dos poetas y medio (Ramón de Campoamor, Gaspar Núñez de Arce y Palacio), le replicó con el folleto Clarín entre dos platos, 1889. Obra [editar]Manuel del Palacio sobresale como uno de los principales poetas y prosistas satíricos de la segunda mitad del siglo XIX, en especial en el terreno político. Con Luis Rivera fundó el periódico satírico Gil Blas (1864-1870). Escribió una serie de semblanzas caricaturescas de políticos y artistas, Cabezas y Calabazas (1863). Recogió sus artículos políticos en De Tetuán a Valencia, haciendo noche en Miraflores (1865). Publicó una colección de Cien sonetos políticos (1870). Escribió también leyendas al estilo romántico, influidas por las de José Zorrilla, en Veladas de otoño (1884). Otras obras suyas son Melodías íntimas (1884) y Chispas (1894), que incluye sátiras publicadas antes en El Imparcial.

naturalismo
 
 
Molidos de la jornada Y con hambre, aunque risueños, Dos estudiante......
al cumplir sesenta años
 
 
Nave de mi existencia, ¡diste fondo! ¡Y cuán desnuda miro y cuán bru......
en la cartuja de pavía
 
 
Del arte joya y del poder emblema, Monumento no vi que te aventaje,......
la bandera española
 
 
De rojo y amarillo está partida; Dice el rojo del pueblo la fierez......
autonomía
 
 
A Dios debí la voluntad que crea, Y fuerte con su apoyo soberano, Ni......
en la catedral de sevilla
 
 
«Voto a Dios que me espanta esta grandeza Y que diera un doblón por d......
mi lira
 
 
En cada corazón hay una lira Cuya voz nos aflige o nos encanta; Cu......
magdalena
 
 
No llores más; si siempre el llanto ha sido alivio del que gime, ......
a propósito de un bailarín
 
 
Vamos, que no es un hombre como yo, Ni una mujer siquiera como tú; ......
el amor ideal
 
 
Haces bien en decir, Lesbia querida, Que para mí son leyes tus antoj......
el puñal del capuchino
 
 
Escenario, los Abruzzos; Decoración, un convento; Actores,......
el vulgo
 
 
Existe, como Dios, en todas partes, Adulado del mismo a quien ofend......
cantares
 
 
El hombre, cuando se embarca, Debe rezar una vez; Cuando va ......
al cumplir setenta años
 
 
Sin rumbo ya, desarbolada y rota, Vas, pobre nave, al ignorado puer......
quevedo i
 
 
De las amargas olas de tu llanto Nacieron las espumas de tu risa, ......
sin esperanza
 
 
Como van hacia el mar precipitadas Las aguas del torrente rumorosas,......
a un amigo muerto
 
 
Rico, noble, feliz, enamorado, Pródigo de talento y de alegría, ......
no hay regla sin excepción
 
 
Pasó ya la estación de los amores Y la edad de los sueños placenter......
amor oculto
 
 
Ya de mi amor la confesión sincera Oyeron tus calladas celosías, ......
oración fúnebre
 
 
Murió no sé en qué pueblo una señora, Y siguiendo costumbre invete......
nabucodonosor
 
 
De la Asiria monarca omnipotente, Creyó del mundo antiguo ser el du......
despedida
 
 
A mis amigos de Puerto Rico Cual deja el ruis......
mal de muchos...
 
 
¿No viste alguna vez del rayo herido Desprenderse y rodar cedro giga......
¡yo pecador!
 
 
¡Si es sagrado, Señor, el juramento, Apiádate de mí! Perjuro so......
en la muerte de un amigo de la juventud
 
 
¡Él también! ¡Cómo pasan, y qué aprisa, Los que vimos ayer a nuestro......
quevedo ii
 
 
Ingenio y corazón, pluma y espada, Tuvo y usó con arte y bizarría, ......
diálogo con un enterrador
 
 
-Muy profunda es la fosa, buen amigo: ¿Quién es el muerto que e......
la muerte de baco
 
 
¡Ya no existes, buen dios! Cayó en el cieno Tu corona de pámpanos y f......
a cierta dama que, sin conocerme, me pidió versos
 
 
Si acaso un trovador habéis soñado, Blando, sentimental y zalamero, ......
nebulosa
 
 
Sola en el templo la encontré; rezaba, Y yo, apoyado en el macizo mur......

Esta es la página 1 de un total de 4     Siguiente »»