top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de Manuel del Palacio

Manuel del Palacio
Fecha de nacimiento: 1831 Lérida, España Fecha de su muerte:1906 Madrid Ocupación: Escritor y Poeta. Datos históricos: Destacó por sus escritos satíricos. Obra más importante: Cabezas y Calabazas - 1863Manuel del Palacio y Simó (Lérida, 1831 - Madrid, 1906), periodista y poeta satírico español. Vivió en Soria, Valladolid, La Coruña y Madrid. Se graduó en Valladolid. Fue un poeta bastante popular en su época, de hábil versificación y tono festivo, y está considerado como uno de los grandes poetas burlones del siglo XIX. En Granada (1951) perteneció a la tertulia de La Cuerda junto a Pedro Antonio de Alarcón, Moreno Nieto y otros. En Madrid trabajó en diarios como El Látigo, La Discusión, El Imparcial, Madrid Cómico y Blanco y Negro, entre otros. Fue desterrado a Puerto Rico en 1867 a causa de sus sátiras políticas, entonces liberales. Entró después en la carrera diplomática y desempeñó puestos en Florencia y en Uruguay; fue jefe de sección del Archivo y biblioteca del Ministerio de Estado. Presidente de la sección de literatura del Ateneo de Madrid. Posteriormente se hizo conservador. Fue nombrado académico de la Lengua Española en 1892. Cuando Clarín dijo que sólo había en España dos poetas y medio (Ramón de Campoamor, Gaspar Núñez de Arce y Palacio), le replicó con el folleto Clarín entre dos platos, 1889. Obra [editar]Manuel del Palacio sobresale como uno de los principales poetas y prosistas satíricos de la segunda mitad del siglo XIX, en especial en el terreno político. Con Luis Rivera fundó el periódico satírico Gil Blas (1864-1870). Escribió una serie de semblanzas caricaturescas de políticos y artistas, Cabezas y Calabazas (1863). Recogió sus artículos políticos en De Tetuán a Valencia, haciendo noche en Miraflores (1865). Publicó una colección de Cien sonetos políticos (1870). Escribió también leyendas al estilo romántico, influidas por las de José Zorrilla, en Veladas de otoño (1884). Otras obras suyas son Melodías íntimas (1884) y Chispas (1894), que incluye sátiras publicadas antes en El Imparcial.

la muerte de baco
 
 
¡Ya no existes, buen dios! Cayó en el cieno Tu corona de pámpanos y f......
una noche en el coliseo
 
 
Solo en la arena estoy; ¡a mí lictores! Augusto Emperador, te desafío:......
remembranza
 
 
«¡Tuya o de Dios!», con infantil denuedo, De hito en hito, mirándome ......
a una mujer
 
 
En balde jurarás que me aborreces Y que fue mi ilusión delirio vano......
la doctrina de epicuro
 
 
-No existe la virtud, Dios es un mito, Humo la gloria y el amor quim......
a varios escritores portugueses enemigos de españa
 
 
Sordo rumor el Tajo nos envía, Que la injusticia y el error pregona......
mi nochebuena
 
 
A Ramón de Campoamor Sentado ante la roja c......
al leer la sentencia de muerte de varios amigos políticos
 
 
¿Y qué? Por mucho que la inicua saña De la estúpida grey que nos de......
la guerra de dos pueblos
 
 
Eran ayer hermanos: de la ciencia Los dos propagadores se llamaban,......
en la escuela
 
 
Idilio realista -Atención, mucha atención, ......
en un calabazo
 
 
¡Cuán triste debe ser y cuán amargo Vivir en este sucio asilo estre......
la recompensa
 
 
Hay en el valle que mi Laura habita Un rincón entre arbustos escond......
el soldado
 
 
Imitación de un canto popular dinamarqués Lúgubre s......
tántalo
 
 
¡No compares al suyo mi suplicio! Estar cerca de ti, y a todas horas......
informe
 
 
A un amigo que, pensando en casarse, me pidió mi opinión respecto de l......
a un pobre rico
 
 
¡Es tu empeño ridículo, camueso! Yo pudiera admirarte y aun quere......
los pedazos de mármol
 
 
Al pie de una cantera De mármol de Carrara, Varios gig......
fuegos fatuos
 
 
Lo dijiste y lo sentías: Era ya imposible amarnos, Y, ¿a qué anda......
desaliento
 
 
Placeres, gloria, juventud, poesía, Sueños del corazón enamorado, ......
a don Álvaro de bazán
 
 
En la inauguración de su estatua Túnez le vio c......
ella y yo
 
 
Muchos años han corrido, Muchas memorias han muerto, Y aún mi coraz......
tristeza
 
 
Dentro de mí te escondes, enemiga, Y mi aliento envenenas con tu ali......
en el lago de thun
 
 
¡Dos cielos a la vez! Uno en la altura Que el Eiger y el Jungfrau vi......
en las ruinas de pompeya
 
 
Henchida el alma de mortal tristeza, Penetro en ti, Necrópolis giga......
la erupción
 
 
Hierve la sangre en las hinchadas venas, Fuego brotar parecen las mej......
los placeres del campo
 
 
Basta de expediciones en pollino Y manejar el remo a lo forzado; ......
la profecía
 
 
Víctima de sus vicios fue Sodoma, Jerusalem de su impiedad insana, ......
el néctar de los dioses
 
 
Mezcla en un vaso de cristal de roca, Y, a ser posible, de oro y ped......
el mayor dolor
 
 
Coger sin sospecharlo un hierro ardiendo, Estrenar unas botas apretad......
a un reo
 
 
Caminando al patíbulo Odio, miseria, estupi......

Esta es la página 2 de un total de 4     «« Anterior | Siguiente »»