top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de José Antonio Llamas Fernández

José Antonio Llamas Fernández
José Antonio Llamas Fernández (Vidanes -León-, 1941) Estudia filosofía en el Seminario de San Froilán con Don Antonio González de Lama, uno de los fundadores de la revista de poesía “Espadaña” Funda (Con Agustín Delgado, Ángel Fierro y Luis Mateo Díez) la revista de poesía: Claraboya. que vive entre los años 1963-1968, siendo cerrada por la censura de la época por culpa de un poema suyo titulado “No amanece”, que luego daría título al primero de sus libros en solitario. Su poesía está recogida en tres antologías: No amanece, Como las generaciones de las hojas, y Ruina montium. Y en la actualidad ya dispone de cuatro libros de poesía inéditos. En prosa ha publicado Los falampos de la nieve y espera editor para su larga novela: La bisabuela incorrupta en la que trabaja. Se considera a sí mismo especialista en la obra del escritor del S.XVIII, José Francisco de Isla, el autor del Fray Gerundio, de quien ha publicado una biografía. Se da la circunstancia de que el Padre Isla también vino al mundo en Vidanes y de ahí la inclinación hacia su admirable pluma. José Antonio Llamas vive retirado en un pueblecito de la montaña leonesa, donde se ha instalado en un hórreo de madera, con su esposa y sus perros. Nunca ha recibido ningún premio, ni se le suele incluir habitualmente entre los escritores leoneses, ya que pasó la mayor parte de su vida en Barcelona.

cuando te quise ver
 
 
Cuando te quise ver tus ojos se cerraron ......
lo que del otoño queda
 
 
Lo que de los guerreros queda después de la batalla, ......
la voz del tiempo
 
 
La voz del tiempo solo canta en la penumbra ......
el pasado nos aguarda
 
 
Nunca pierde la memoria su camino, nunca huye ......
trenzando días
 
 
Trenzando un día y otro día detrás de ti fui c......
tiempos de amor
 
 
A la memoria de Dante, Petrarca, y tantos otros ......
allá, al final
 
 
Allá, al final de la neblina, veo unas manos azotadas por......
soledad
 
 
Todo lo que conseguirás, amándome, ......
desolación (i)
 
 
Te nombro, amor, pero, al hacerlo, esparzo tus ceni......
humo
 
 
El humo en las chimeneas se revuelve para despedirm......
de ruiseñor abajo
 
 
Desde el ruiseñor abajo todo pájaro debiera canta......
qué extraños estos latidos
 
 
Qué extraños estos latidos de la tarde que recuer......
desolación (ii)
 
 
Nunca supe tu nombre verdadero. ......
desolación (iii)
 
 
Te evoco, amor, pero, al hacerlo, vuelan las palomas......
si no mienten las rosas
 
 
Ofrenda floral Si no m......
con las manos heladas
 
 
Con los labios del frío beso el fulgor del día ......
cuando yo duermo
 
 
Cuando yo duermo, amor, tus ojos, si es que vienen, ......
sol del otoño
 
 
Sol del otoño que, callado, pasas a mi lado, sin ......
la inocencia
 
 
Las rosas por ser las rosas no tiene que disculparse.......
luz del otoño
 
 
Esta es la miel que liba la memoria, y este ......
Continúe en Poemas de JUAN CARLOS GÓMEZ »»»

Esta es la página 2 de un total de 2     «« Anterior