top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de GONZALO ROJAS

GONZALO ROJAS
Gonzalo Rojas (1917- ). Nació en Lebu, Chile, 1917. Poesía de deslumbramientos e interrogaciones. Habla desde un espacio desamparado, indagando con voz desnuda y fracturada. El discurso es insuficiente ante su propia demanda intransigente; se enfrenta armado de sílabas y silabeos. Cuestiona los órdenes del discurso y busca en los límites del lenguaje poético. Estudió Derecho y Literatura en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Fue profesor de Estética Literaria y jefe del departamento de Castellano en la Universidad de Concepción. Profesor en la Universidad de Utha, Estados Unidos. Organizó a partir de 1958 los famosos Congresos de Escritores en Concepción, que reunieron a los escritores más destacados de la literatura latinoamericana. Fue diplomático en China y Cuba. Ejerció la docencia en Alemania Oriental y Venezuela. Ha recibido numerosos premios internacionales: Premio Reina Sofía de España, Octavio Paz de México y José Hernández de Argentina, además del Premio Nacional de Literatura de Chile en 1992. Invitado permanente a Encuentros de escritores y Ferias del libro de diversos países. Junto a Nicanor Parra, Gonzalo Rojas ocupa importante lugar entre los poetas vivos de la literatura chilena. Sus textos han sido traducidos a varios idiomas y se le estudia en diversas naciones. Libros de Poesía: La miseria del hombre (1948); Contra la muerte (1964); Oscuro (1977); Transtierro (1978); Críptico y otros poemas (1980); Del relámpago (1981); 50 poemas (1980); La furia (1983); Dos desnudos (1985); El Alumbrado (1986); Antología del aire (1986); El alumbrado y otros poemas (1987); Antología personal (1988); Materia de testamento (1988); Desocupado lector (1990); Zumbido (1991); Cinco visiones (1991); Las hermosas poesías del amor (1992); Carta a Huidobro y morbo y aura del mal (1994); Tres poemas (1996); Río Turbio (1996); Pacto en Teillier (1996).

el señor que aparece de espaldas
 
 
El señor que aparece de espaldas no es feliz, ha ido varias veces a Ro......
requiem de la mariposa
 
 
Sucio fue el día de la mariposa muerta. Acerquémonos a ......
una vez el azar se llamó jorge cáceres
 
 
Una vez el azar se llamó Jorge Cáceres y erró veinticinco años por la ......
guardo en casa con llave
 
 
Guardo en casa con llave a las dos serpientes dinásticas en trinche ap......
hexagrama de siete líneas
 
 
En cuanto al cuchillo todo lo más corta, despúes veremos dice el sollo......
código del obseso
 
 
1) Busco un pelo; entre lo innumerable de este Mundo busco un pe......
juguemos al gran juego
 
 
Juguemos al gran juego de volar en esta silla: el mundo es un relámpag......
río turbio
 
 
1. La Cerrazón Amé a una muchacha de vidrio transparente y bestial es......
20 de diciembre
 
 
Cualquiera sea la vibración uno es de estiércol y envejece por las pun......
urgente a octavio paz
 
 
77 es el número de la germinación de la otra Palabra, en lo efímero de......
las adivinas
 
 
Cada piel se baña en su desnudez, la Juana se baña en su desnudez sala......
aparición
 
 
Por un Gonzalo hay otro, por el que sale hay otro que entra, por el qu......
de la liviandad
 
 
Volviendo sobre una línea de Cortázar, las mujeres cómo recaen. Man Ra......
para órgano
 
 
Tan bien que estaba entrando en la escritura de mi Dios esta mano, el ......
contra vosotros naciendo
 
 
Tengo que dar con ese nicho que estaba ahí y no está, tengo que dar co......
los niños
 
 
- Entre una y otra sábana o, aún más rápido que eso en un mordisco, no......
desde abajo
 
 
Entonces nos colgaron de los pies, nos sacaron la sangre por los ojos,......
la palabra placer
 
 
La palabra placer, cómo corría larga y libre por tu cuerpo la palabra ......
quedeshím quedeshóth. cortesana del templo
 
 
Mala suerte acostarse con fenicias, yo me acosté con una en Cádiz bell......
tabla de aire
 
 
Consideremos que la imaginación fuera una invención como lo es, que es......
por vallejo
 
 
Ya todo estaba escrito cuando Vallejo dijo: -Todavía. Y le arrancó est......
andré breton cumple cien años y está bien
 
 
Esa vez que murió Breton nos juntamos todos a bailar. ¡Por Nadja! decí......
a quien pueda importar
 
 
De las 300.000 palabras que habré pronunciado hasta la fecha, a contar......
tomad vuestro teléfono
 
 
Tomad vuestro teléfono y preguntad por ella cuando estéis desolados, c......
contra la muerte
 
 
Me arranco las visiones y me arranco los ojos cada día que pasa. No qu......
ningunos
 
 
Ningunos niños matarán ningunos pájaros, ningunos errores errarán, nin......
almohada de quevedo
 
 
Cerca que véote la mi muerte, cerca que te oigo por entre las tablas u......
carta a huidobro
 
 
1. Poca confianza en el XXI, en todo caso algo pasará, morirán otra ve......
octubre ocho
 
 
Así que me balearon la izquierda, ¡lo que anduve con esta pierna izqui......
a qué mentirnos
 
 
¿A qué mentirnos? Vivimos, gran Quevedo, vivimos tiempo que ni se det......

Esta es la página 2 de un total de 3     «« Anterior | Siguiente »»