top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de Sergio Borao Llop

Sergio Borao Llop
Narrador y poeta nacido en Mallén (Zaragoza) Colaborador habitual en Inventiva Social, Misioletras, y el suplemento literario del diario Crónica, de Argentina. También del hoy tristemente desaparecido boletín de La Tertulia en Mizar. Incluido en diversas antologías y en las revistas Nitecuento, Imán, Alhucema y Rampa. Asimismo, colabora ocasionalmente en las revistas electrónicas EOM, Elfos, Letralia, Oxigen, Literatuya, Almiar, NGC 3660, Cayo Mecenas, El interpretador, Artesanías literarias, Logogrifo, Caminos de Pakistán, The Big Times y RAMPA. Igualmente presente en las publicaciones Isla Negra, La máquina de escribir o MediaIsla. Incluido en diferentes páginas web como Poesi.as, El Gato de Hank, Arte Poética, Proyecto Patrimonio, El cronista de la red, Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, Palavreiros, Cisne Negro, La Biblioteca de Bizién, Poetas del mundo, Kultural, El viejo faro, Vapores deliciosos, El Guardavías, Poesía Salvaje o Nausicaa, así como en algunas antologías en contra de la guerra. Sus textos han sido leídos en los programas radiofónicos "Ruido de magia", "El diluvio y la pasajera" y "Tus poemas por las ondas". Ha recogido la mayor parte de sus cuentos en dos libros: El Alba sin espejos y Reflejos, Intrusiones, Imposturas, y su poesía en el volumen La estrecha senda inexcusable, compuesto por los poemarios La estrecha senda inexcusable, El rostro prohibido, Metropolicromía, Itinerarios hacia ti, El horizonte traicionado, Viñetas y recuerdos, Despertar en el zaguán, Extrañamientos y rescates, Destierro, Mariela y Por si mañana no amanece. Fue finalista en los certámenes de Poesía y Relatos "Ciudad de Zaragoza 1990".

luna
 
 
La luna con su eterna tristeza de único testigo contempla el......
regresarás
 
 
Regresarás, porque el regreso es la madera inevitable del árbol del d......
niÑo (estampa navideña)
 
 
Nace, como la herramienta, a los golpes destinado -......
mujer trabajadora
 
 
Vengo esta noche a cantarte, compañera, desde el fondo tenaz de mis ......
te odiarán
 
 
Te odiarán si caminas. Por su cojera, por tu obstinación. Te......
dos sanguinarias guerras hay en marcha
 
 
Dos sanguinarias guerras hay en marcha. La más antigua enfrenta al h......
la bodrioteca de sturgeon
 
 
La bodrioteca de Sturgeon la componen el 90% de los libros que se pu......
si algÚn dÍa recobro la cordura
 
 
Si algún día recobro la cordura viviré como todos, reiré sin mesu......
cansancio
 
 
Es cierto que cuando se ha caminado mucho, y aunque a pesar de tod......
nostÁlgico animal
 
 
Nostálgico animal que como yo te atreves a la inmensa grandeza del d......
sombras
 
 
¿No veis, de vez en cuando, alguna sombra que cruza? Sombras, sí, so......
las piedras me hablan de ti
 
 
Camino mi ciudad, que es todas las ciudades, como una sorda búsqueda,......
lo mejor de mi vida
 
 
Lo mejor de mi vida tal vez se haya quedado abandonado en alguna e......
parÁfrasis/ lÍmites
 
 
Hay un verso de Neruda que no volveré a recitar, un sendero pirenaico ......
a esa voz
 
 
A esa voz que atravesó un océano y dejó su semilla entre mis man......
santuario
 
 
Hay un lugar sagrado (el corazón humano) repleto de demonios y arcá......
nazco cuando tu vista me recorre
 
 
Nada soy hasta que tu mirada me construye, hasta que tus ojos me mod......
perdido
 
 
Perdido en los laberintos de la niebla, sueño, y todas las cabezas ......
humildemente, maestro
 
 
Reconozco el salitre de sus pulidos versos, la atlántica firmeza que ......
noches que no se venden al olvido
 
 
Hay palabras que parecen últimas en la insondable voz del exiliado......
querido bertolt
 
 
(respuesta de un hombre futuro) Cierto que escapamos de un tiem......
cine
 
 
Cuando entran en contacto el ojo del espectador y la imagen, se produ......
isla
 
 
En torno, las aguas me dibujan. Pasan, humedeciéndome, dejando en......
echaste a andar
 
 
camino de la nada y aún esperas una crisálida de bronce u......
ojos sin nadie
 
 
Dicen que un abrigo negro se lo llevó una noche, que una sombra morta......
proyecto uno
 
 
Desconcertado, consultó otra vez los planos. Había revisado el proye......
a veces se oyen voces
 
 
Gravedad del desorden que forman las palabras incoherentemente pronun......
pero hoy tus ojos vencidos
 
 
Pero hoy tus ojos vencidos por una inmensa languidez tristísima se h......
muy lejos del paraíso
 
 
Muy lejos del paraíso Muy lejos del paraíso en la cumbre de nada ......
Continúe en Poemas de Lautaro Ramos Guerra »»»

Esta es la página 2 de un total de 2     «« Anterior