top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JAIME SABINES

JAIME SABINES
Jaime Sabines (1926-1999) Poeta mexicano nacido en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; el 25 de marzo de 1926. Hijo de un libanés emigrado. Vivió alternativamente ahí y en la ciudad de México. Estudió medicina, pero abandonó estos estudios, posteriormente estudió letras en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde se licenció en Lengua y Literatura Española. En su juventud participó en programas de radio. Fue diputado federal por el estado de Chiapas de 1976 a 1979 y diputado en el Congreso de la Unión en 1988 por el Distrito Federal. Fue poeta calificado por el presidente de México, Ernesto Zedillo, como uno de los más importantes del país en el siglo XX, falleció el 19 de marzo de 1999 en México, Distrito Federal, víctima de un cáncer a la edad de 72 años. Sus poemas son viajes al fondo oscuro de las emociones, siempre con fuerza y siempre desgarradores. De su interior sacó poemas toscos y abruptos. A veces acertó y a veces no, pero cuando lo logró, sus poemas, hablan del amor o de la muerte del padre, tienen una fuerza y una tenacidad en donde el ritmo del lenguaje y la potencia de las expresiones dejan sin aliento al lector, seguro de haber tocado una verdad. Fue Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983. Sus libros son Horal (1950), La señal (1951), Adán y Eva (1952), Tarumba (1956), Yuria (1967), Maltiempo (1972), Algo sobre la muerte del Mayor Sabines (1973) y Uno es el hombre (1990). Su obra está recopilada en Nuevo recuento de poemas (1977).

autonecrología (vi)
 
 
El mediodía en la calle, atropellando ángeles, violento, desgarbado; g......
algo sobre la muerte del mayor sabines (xv)
 
 
Papá por treinta o por cuarenta años, amigo de mi vida todo el tiempo,......
algo sobre la muerte de mayor sabines (parte final)
 
 
I Mientras los niños crecen, tú, con todos los muertos, poco a poco te......
es la sombra del agua...
 
 
Es la sombra del agua y el eco de un suspiro, rastro de una mirada, me......
otra carta
 
 
Siempre estás a mi lado y yo te lo agradezco. Cuando la cólera me muer......
dentro de poco vas a ofrecer...
 
 
Dentro de poco vas a ofrecer estas páginas a los desconocidos como si ......
el cadáver prestado (del 1 al 8)
 
 
1 ¿Qué otra cosa sino este cuerpo soy alquilado a la muerte para unos ......
algo sobre la muerte del mayor sabines (xi)
 
 
Recién parido en el lecho de la muerte, criatura de la paz, inmóvil, t......
algo sobre la muerte del mayor sabines (vii)
 
 
Madre generosa de todos los muertos, madre tierra, madre, vagina del f......
la procesión del entierro...
 
 
La procesión del entierro en las calles de la ciudad es ominosamente p......
julito (7)
 
 
—Mira la luna. La luna es tuya, nadie te la puede quitar. La has atado......
me tienes en tus manos...
 
 
Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. Sabes lo que y......
después de todo...
 
 
Después de todo —pero después de todo— sólo se trata de acostarnos jun......
lento, amargo animal
 
 
Lento, amargo animal que soy, que he sido, amargo desde el nudo de pol......
te desnudas igual...
 
 
Te desnudas igual que si estuvieras sola y de pronto descubres que est......
sísifo
 
 
Voló desde su vida apacible hacia la luz recién encendida y su cadáver......
de la ilusión
 
 
Escribiste en la tabla de mi corazón: desea. Y yo anduve días y días l......
qué risueño contacto...
 
 
¡Qué risueño contacto el de tus ojos, ligeros como palomas asustadas a......
yo no lo sé de cierto
 
 
Yo no lo sé de cierto, pero supongo que una mujer y un hombre algún dí......
uno es el hombre
 
 
Uno es el hombre. Uno no sabe nada de esas cosas que los poetas, los c......
la droga
 
 
Si ya no puedes regresar a tu orilla izquierda, déjate llevar a donde ......
cuando tengas ganas de morirte
 
 
Cuando tengas ganas de morirte esconde la cabeza bajo la almohada y cu......
tía chofi
 
 
Amanecí triste el día de tu muerte, tía Chofi, pero esa tarde me fui a......
pétalos quemados...
 
 
Pétalos quemados, viejo aroma que vuelve de repente, un rostro amado, ......
no es que muera de amor
 
 
No es que muera de amor, muero de ti. Muero de ti, amor, de amor de ti......
paréntesis (2)
 
 
Apenas mayordomo de mis penas, capitán de fantasmas, me extravío, me p......
la cojita está embarazada...
 
 
La cojita está embarazada. Se mueve trabajosamente, pero qué dulce mir......
pensándolo bien
 
 
Me dicen que debo hacer ejercicio para adelgazar, que alrededor de los......
a medianoche...
 
 
A medianoche, a punto de terminar agosto, pienso con tristeza en las h......
con ganas de llorar
 
 
Con ganas de llorar, casi llorando, traigo a mi juventud, sobre mis br......

Esta es la página 2 de un total de 4     «« Anterior | Siguiente »»