top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de GILBERTO OWEN

GILBERTO OWEN
Gilberto Owen (1905-1952). Poeta, maestro y diplomático mexicano. Nació en El Rosario, Sinaloa el 4 de febrero de 1905. Se desempeñó como maestro de escuela y le gustaba hacer versos, personalidad indiscutible de las letras sinaloenses. Vivió su infancia en Toluca, después estudió en la Escuela Nacional Preparatoria. En 1922 cuando estudiaba en Toluca representó al Instituto Científico Literario ante Obregón, pronunció un discurso de Bienvenida, impresionó al presidente por su oratoria, ganándose el nombre de lector de periódicos, en la Secretaría de la Presidencia haciendo la síntesis de los diarios capitalinos para el presidente. Un año después se trasladó a la ciudad de México; en 1926 ingresó a la revista Ulises, fue uno de los más entusiastas colaboradores y en 1928 participó en la revista Contemporánea como autor, traductor y miembro del grupo. Incursionó en la diplomacia, siendo miembro del servicio consular en Nueva York, Lima y Quito. Ingresó al servicio exterior y radicó en varias ciudades de los Estados Unidos, Perú, Ecuador y Colombia, donde se casó el 2 de diciembre de 1935, con la hija de un ex presidente. Se desempeñó en este empleo durante cerca de 5 años, lapso en que conoció a Javier Villaurrutia, Jorge Cuestos y Salvador Novo, con quien hizo versos y novelas. Su trabajo diplomático lo alejó de la poesía. Fracasó en su matrimonio y regresó a México. En 1942 se incorporó a la redacción de "El hijo prodigo"; trabajó en la Secretaría de Economía. Hacía traducciones para solventar su difícil economía y se aficionó al alcohol. Volvió a Colombia en 1944. La Prosa de Owen, sus novelas, no solo acusan una cercanía al Vanguardismo de la época sino también un estrecho acercamiento al ritmo poético. Su obra aunque breve, está cargada de significación. En tanto la poesía, ha vivido una suerte extraña, cuando al principio fue considerado un poeta de tono menor y oscuro, aunque de profunda raigambre surrealista, los estudios que se han escrito en torno a su obra han revelado a un autor con gran talento y misterio. A inicios de 1947, viajó a Filadelfia, Estados Unidos, con un cargo de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Entre sus obras poéticas destacan: "Novela como nube", "Línea", "Libro de Ruth", "Desvelo", "Poesía y Prosa" y "Perseo Vencido". Durante 1950, tuvo problemas de salud. Ciego, murió cuando era vicecónsul en Filadelfia el 9 de marzo de 1952, sus restos descansan en esa ciudad. Roberto Owen de impetuosa actividad manifestó una forma diferente de vivir la vida; sus constantes viajes, hicieron desaparecerlo de la historia mexicana incluso después de su muerte, sus restos no han sido trasladados a la Rotonda de los Hombres Ilustres de México.

espera, octubre...
 
 
Espera, octubre. No hables, voz. Abril disuelve apenas la piel de las ......
sombra
 
 
Mi estrella -óyela correr- se apagó hace años. Nadie sabría ya de dónd......
booz canta su amor
 
 
Me he querido mentir que no te amo, roja alegría incauta, sol sin fren......
el martes
 
 
Pero me romperé. Me he de romper, granada en la que ya no caben los ca......
propósito
 
 
Todavía mis ojos, por tus ojos, en tu alma, como el día del encuentro;......
llagado de su desamor
 
 
Hoy me quito la máscara y me miras vacío y ves en mis paredes los troz......
tu nombre, poesía
 
 
Y saber luego que eres tú barca de brisa contra mis peñascos; y saber ......
el naufragio
 
 
Esta mañana te sorprendo con el rostro tan desnudo que temblamos; sin ......
rescoldos de sentir
 
 
En esa frente líquida se bañaron Susanas como nubes que fisgaban los v......
allá en mis años...
 
 
Allá en mis años Poesía usaba por cifra una equis, y su conciencia se ......
y tu retórica
 
 
Si lo escribió mi prisa feliz, ¿con qué palabras, cómo dije: "palomas ......
rasgos (i. camino)
 
 
Aquel camino, desde la montaña, con la hemorragia larga de su barro, b......
rasgos (ii. pinar)
 
 
Apuntamos aquel cielo que se nos desplomaba, verdinegro. Los que pasab......
el infierno perdido
 
 
Por el amor de una nube de blanda piel me perdí duermo encadenado al c......
booz ve dormir a ruth
 
 
La isla está rodeada por un mar tembloroso que algunos llaman piel. Pe......
final
 
 
Mañana. Acaso el sol golpea en dos ventanas que entran en erupción. An......
llagado de su mano
 
 
La ilusión serpentina del principio me tentaba a morderte fruto vano e......
discurso del paralítico
 
 
Encadenado al cielo, en paz y orden, mutilado de todo lo imperfecto, e......
interior
 
 
Las cosas que entran por el silencio empiezan a llegar al cuarto. Lo s......
nombres
 
 
Preso mejor. Tal vez así recuerde otra iglesia, la catedral de Taxco, ......
celos y muerte de booz
 
 
Y sólo sé que no soy yo el durmiente que sueña un cedro Huguiano, lo q......
viento
 
 
Recuerdo el paraje del aire donde se guardan las cartas perdidas, las ......
y tu poética
 
 
Primero está la noche con su caos de lecturas y de sueños. Yo subo por......
al espejo
 
 
Me quedo en tus pupilas, sin convite a tu fiesta de fantasmas. Adentro......
rasgos (iii. camino)
 
 
¿Y aquel otro caminito del cielo por donde anoche fueron nuestros ojos......
Continúe en Poemas de ALFONSO COSTAFREDA »»»

Esta es la página 1 de un total de 1