top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de FEDERICO HERNÁNDEZ AGUILAR

FEDERICO HERNÁNDEZ AGUILAR
Federico Hernández Aguilar (1974- ). Federico Hernández Aguilar nació en San Salvador, El Salvador, en julio de 1974. Es poeta, narrador, ensayista, actor y director teatral, y periodista. Sus trabajos poéticos han sido publicados en periódicos nacionales e internacionales. Desde el año 2000 es responsable del "Proyecto Cultural SUR", que vincula a artistas de México, Argentina, Colombia, Uruguay, República Dominicana, Brasil y Cuba. Libros publicados: Con el Permiso de Ustedes (1997); El segundo verbo (Poesía, 1997); Inconclusiones (Cuatro ensayos filosóficos, 1998); Mordiendo la manzana (Poesía, 1999); Gotas (Aforismos y epigramas, 1999); Brusca prosa (Ideas, juicios y vislumbres, 1999) y Once maneras de iluminar mi sombra (Poesía, 2000).

bíblico también
 
 
Usted quédese amando al prójimo A mí la que me gusta es la prójima ......
instrucciones para seducir una palabra
 
 
Como si quemara la pones en el centro de tu mano. Con la uña de tu de......
radiografía impertinente (ante los colosales pechos de ruth)
 
 
Frustrado al ver tus senos formidables confiados sin piedad a tu grues......
soneto para entender a un neurótico
 
 
Nota: Para la composición de este soneto se utilizaron los m......
lista de motivos con pregunta
 
 
A Karina Tus iniciales le harían un favor a la gramática, pero t?no......
como dios manda
 
 
Hay que mandar como Dios manda que en eso es un experto el tal Dios po......
quiero regalarte un collar
 
 
Dos notorias promesas en tus senos vislumbra quien recorre tu fachada,......
divertente
 
 
Puto es el hombre que de putas fía y puto el que sus gustos ape......
soneto del perdido tiempo
 
 
Ahí donde el instante es un recado, donde muere de prisa una palmera......
vivÍparos
 
 
Mientras tanto la muerte nos dura para siempre y es suya nu......
soneto a una jinetera
 
 
Para Yania, espléndida flor cubana ¿A quién le brindas sin ......
freud
 
 
Necesita una hora de llanto el niño perdido en el bosque para vengarse......
impetración
 
 
Mujer de dimintuas compresiones: Seas conmigo. Dama inocente de hur......
gotas
 
 
I Para beber con saña en tu mirada, bastar?con mirarte sin abismo: ......
xxix
 
 
Donde se conoció el amor se conoció también que la verdad......
el mapa azul
 
 
Bajo la piel que ofreces el azul mapa de tus venas no ll......
palabra y tiempo (paréntesis kantiano)
 
 
Para callar no necesito mi silencio. Me muevo. Se mueve la hoja que ca......
distinguidas carrasperas
 
 
Hay quien tose —recurso de flemas incluido— bajo la ti......
hay poetas que huelen a gemido
 
 
Yo no quiero saber de otro lirismo que no sea liberación. ......
a los pasajeros, su atenciÓn por favor
 
 
Seamos imprecisos con la muerte: reconozcamos su tibieza…Es todo. ......
tu pubis
 
 
a D... Invitación a ver lo que no veo. Desafío que ampara mis locu......
nadie le habla a mi sombra
 
 
Nadie le habla porque saca la lengua a la menor provocación. ¿Quién po......
algarabía de mi sombra
 
 
Encontré el soneto sobre mi cama. Un olvido, aparentemente. Lo he leíd......
esta silla
 
 
Le pedí a esta silla que te esperara. Disculpa si permanece fiel a mi ......
edad del insomnio
 
 
Entendí que la lluvia muere cuando escuché al agua decir: “Ya voy......
paradoxa prima
 
 
Vivir es adaptar nuestros antojos al ritmo del temor a la ventaja, y v......
descifrando el pan
 
 
Aunque es alto Su nombre, me ha dado, aquí en el pan, un......
vaginatum est
 
 
Es verdad -ya lo sabes-, no me entrego. No soy la luz en este claroscu......
juego
 
 
Cuando la sangre corre por las venas rocosas del volcán que ti despier......
creaciÓn de un alma
 
 
I Acércate… No temas a la luz. ¿Sabes de ......

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»