top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de VICENTE HUIDOBRO

VICENTE HUIDOBRO
Vicente Huidobro Fernández (1893-1948). Escritor vanguardista chileno, fundador de su propio movimiento poético y defensor entusiasta de la experimentación artística durante el periodo de entreguerras. Hijo de madre escritora, estudió en su ciudad natal, Santiago, y ya desde pequeño mostró un gran talento literario: escribió sus primeros poemas a los doce años. Siendo aún adolescente, publicó un manifiesto en el que rechazaba toda la poesía anterior a él. Se trasladó a París, donde pronto entraría en contacto con la literatura de los poetas surrealistas Guillaume Apollinaire y Pierre Reverdy, junto a los cuales fundaría la revista Nord-Sud. Se distanció poco después del surrealismo, al no aceptar la opinión de que el artista es un mero instrumento revelador de su inconsciente. Del mismo modo, rechazó el futurismo al pensar, con cierta razón, que una vez que las masas se hubieran familiarizado con los hallazgos del mundo moderno, los himnos futuristas a la aeronáutica y a los rascacielos, por ejemplo, perderían gran parte de su valor. Su respuesta a todos estos movimientos de comienzos del siglo XX fue el creacionismo, una corriente revolucionaria que concebía al poeta como un dios taumaturgo, destinado a crear un nuevo tipo de poesía que compitiera con la naturaleza en lugar de reflejarla. Este concepto constituyó el eje de su obra poética, sembrada de imágenes sorprendentes, de yuxtaposiciones efectistas y de letras y secuencias de palabras de carácter aleatorio. Algunos de su poemas recuerdan los caligramas de Apollinaire. Fue en 1918, en Madrid, cuando sentó las bases del grupo creacionista. Respecto a sus últimas obras, existen opiniones muy contrapuestas. Así, mientras algunos críticos literarios afirman que se trata simplemente de la producción, muy poco interesante, de un charlatán empeñado en promover su imagen, otros, en cambio, encuentran en Huidobro la voz de un poeta serio, capaz de expresarse con viveza, humor y gran inventiva, sobre todo en obras como Altazor o el viaje en paracaídas (1931). Fue retratado por Picasso y Juan Gris. Para no pocos, con Gabriela Mistral y Pablo Neruda, constituye la trinidad de la gran poesía chilena. Además de poemas, su producción se completó con novelas (Sátiro o el poder de las palabras, 1939), manifiestos, ensayos (Vientos contrarios, 1926) y obras teatrales (Gilles de Rais, en francés, 1932). Escribió su propio epitafio: “Abrid esta tumba: al fondo se ve el mar”. Se encuentra sepultado en Cartagena (Chile), frente al mar.

la capilla aldeana
 
 
A v e Canta suave que tu canto encanta sobre el campo inerte sones vie......
triángulo armónico
 
 
A Gómez Carrillo Thesa La bella Gentil princesa Es una blanca e......
monotonía de las tardes nubladas
 
 
Esta tarde de lluvia amodorrada y lenta Se me ha caído al alma como un......
solo
 
 
Solo solo entre la noche y la muerte Andando en medio de la eternidad ......
días y noches te he buscado
 
 
Días y noches te he buscado Sin encontrar el sitio en donde cantas Te ......
altazor o el viaje en paracaídas (canto ii)
 
 
Mujer el mundo está amueblado por tus ojos Se hace más alto el cielo e......
al oído del tiempo
 
 
Tengo grandes sueños que acumulan tesoros en las raíces de los árboles......
voz de esperanza
 
 
Tienes ojos de orgullo desesperado y de fuego cubierto Tienes carne co......
altazor o el viaje en paracaídas (canto iv)
 
 
No hay tiempo que perder Enfermera de sombras y distancias Yo vuelvo a......
arte poética
 
 
Que el verso sea como una llave que abra mil puertas. Una hoja cae; al......
rincones sordos
 
 
El mundo se detiene a medio camino Con su cielo prendido en las montañ......
balada de lo que no vuelve
 
 
Venía hacia mí por la sonrisa Por el camino de su gracia Y cambiaba la......
nipona
 
 
Ven Flor rara De aquel edén Que llaman Yoshiwara Ven, muñequita japone......
de cuando en cuando
 
 
Viene en suspirada tarde Con un número de latidos para mirar su lago O......
en
 
 
El corazón del pájaro El corazón que brilla en el pájaro El corazón de......
fin
 
 
Al caer la nieve Puso blancas algunas barbas Los ojos medio abiertos......
estrella hija de estrella
 
 
Había signos en el aire Había presagios en el cielo Tenía que brotar l......
horizonte
 
 
Pasar el horizonte envejecido Y mirar en el fondo de los sueños La est......
para llorar
 
 
Es para llorar que buscamos nuestros ojos Para sostener nuestras lágri......
cánción de la muervida
 
 
Mi mano derecha es una golondrina Mi mano izquierda es un ciprés Mi ca......
poemas póstumos (18)
 
 
Veo el universo reducido A una caja entre cirios y flores que se despi......
el espejo de agua
 
 
Mi espejo, corriente por las noches, se hace arroyo y se aleja de mi c......
impulso
 
 
Para saber la hora más sensible Para contar la moneda de las fiebres P......
fresco nipón
 
 
Cuando al morir el sol dora la nieve del Susiyama Los paisajes nipones......
monumento al mar
 
 
Paz sobre la constelación cantante de las aguas Entrechocadas como los......
aquí nadie he encontrado
 
 
De todos los ríos navegados yo me haría un collar El Amazonas El Se......
altazor (fragmento)
 
 
Soy yo Altazor Altazor Encerrado en la jaula de su destino En vano me ......
altazor o el viaje en paracaídas (prefacio)
 
 
Nací a los treinta y tres años, el día de la muerte de Cristo; nací en......
irreparable, nada es irreparable
 
 
La muerte que no admite que la sigan, la inauguración de la tormenta, ......
altazor o el viaje en paracaídas (canto v)
 
 
Aquí comienza el campo inexplorado Redondo a causa de los ojos que lo ......

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»