top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de ALFONSO QUIJADA URÍAS (KIJADURÍAS)

ALFONSO QUIJADA URÍAS (KIJADURÍAS)
Alfonso Kijadurías (1940- ). Poeta salvadoreño. Alfonso Quijada Urías es uno de los principales poetas salvadoreños de las últimas décadas. Nació en la localidad de Quezaltepeque. Departamento de La Libertad, El Salvador, el 8 de diciembre de 1940. Le toca en suerte iniciar su carrera literaria, en un momento de una intensa vida cultural. Alfonso empezó a publicar sus primeros poemas en los espacios de difusión literaria de los periódicos de la época. Por ejemplo en las paginas culturales de la Prensa Gráfica, Diario Latino y El Diario de Hoy. La obra de Alfonso empieza a tener reconocimientos a nivel nacional. Entre ellos se encuentra un premio de poesía de la Facultad de Humanidades de la Universidad de El Salvador (segundo lugar, otorgado en 1962), así como los premios de los Juegos Florales de Usulután y Santa Tecla, en 1965 y 1966, respectivamente. Al comenzar la guerra civil salvadoreña en 1981, Alfonso sale del país. Cuatro estaciones hace en su camino: México, La Habana, Managua y la ciudad canadiense de Vancouver. Vive, trabaja, padece, ama, añora y escribe bajo esos cielos. Esos años, tremendamente duros, le ayudaron a ver al país en perspectiva y a permearse de nuevas influencias culturales. Ello, según dice el poeta, le posibilitó abrir sus horizontes a su creación literaria. Llegada la década de los noventas, Kijadurías (así empieza a firmar sus trabajos, siguiendo la escritura fonética de sus apellidos) alterna su residencia en Vancouver con breves temporadas en el país. En 1992, año de la firma del cese al enfrentamiento armado en El Salvador, publica una antología poética titulada Reunión (claves Latinoamericanas, México), dedicada a la memoria del poeta Alfonso Hernández, muerto en el frente de guerra. A Hernández, quien fuera su amigo entrañable, dedicó, años antes, un emocionado prólogo para la compilación póstuma de sus poemas "Esta es la Hora" (ediciones Plural, 1989). En la antología "Toda razón dispersa", preparada por el autor, hay una muestra bastante amplia de su trayectoria poética. Casi treinta años de su poesía están reunidas en estas páginas. En fin, tenemos ante nosotros a un escritor apasionante. Sus textos son una aventura para el alma. Sea ésta una buena oportunidad para que nos encontremos con una escritura que abre grandes posibilidades expresivas. (Tomado de la presentación de Luis Alvarenga para el tomo número. 28 titulado "Toda razón dispersa" de Alfonso Kijadurías. Biblioteca Básica de Literatura salvadoreña. Primera edición, Dirección de Publicaciones e Impresos. Consejo Nacional para la Cultura y el Arte, CONCULTURA, 1998.) Alfonso Quijada Urías (Kijadurías) ganó recientemente el prestigioso Premio Instituto Cervantes con su libro de poesía Confusión y otros poemas. COMENTARIO Alfonso Kijadurías (Quijada Urías, El Salvador, 1940) es uno de los grandes poetas contemporáneos de América Latina. Su obra explora la persistencia del espíritu humano en el brutal entorno latinoamericano de pobreza, ignorancia, guerra y exilio. Utilizando el lenguaje como un instrumento escatológico o alquímico (a veces ambos simultáneamente) su poesía crea un territorio vivo, un cuerpo lingüístico que mira al lector con el ojo inesperado de la imagen o le habla con los labios obscenos del equívoco verbal. El riesgo de leer a Kijadurías es toparse, desarmado, con el fin última de las palabras, con su razón de ser. Ante un encuentro tal, sus lectores intuimos la posibilidad de que es para estos encuentros, precisamente, para los que desarrollamos el uso del lenguaje: para estar presentes y atentos al continuo suceso en nosotros mismos de «la insurrección del alma». “Manchas de ruidos antiguos…” es el primer poema del libro “Confusión”, con el cual ganó en diciembre de 2003 el Primer Premio Internacional de Poesía otorgado por el Instituto Cervantes a través de Radio Francia. El premio, otorgado por una institución de prestigio y un jurado internacional fue un acto de justicia. No sólo para Kijadurías como poeta sino para nosotros como lectores, porque tal y como este poema lo demuestra, la poesía es un acto de fe, una prueba de supervivencia. Por ello el poeta incluye una alusión a Dante, en homenaje a la poesía: “La fuerza que guía la mano en selva oscura, a través de la página, hasta encontrar la máxima potencia”. Aunque esta es una imagen que también designa a la página en blanco como el camino obligado por el Infierno para llegar a Dios a través de la palabra. La poesía de Kijadurías discurre a través de distintos modos de expresión poética, incluso dentro de un mismo poema, como es el caso de “Manchas de ruidos antiguos…” donde se conjugan rimas, ecos, juegos de palabras, asociaciones y analogías. También hay paralelismos que introducen un acento bíblico: “Toda palabra quema, ceniza será después, rescoldos de aquel fuego”. E imágenes de todo tipo, como la metáfora disimulada: “Palabras, resplandores inéditos buscando su sentido en lo sentido”. O la sinestesia: “una sonrisa ciega”. Pero está también la representación imaginativa, hecha símbolo, del momento cotidiano: “la bestia echada junto a la ropa triste del amor consumado”. “Todo poema”, escribió Roberto Juarroz, “son las astillas de un naufragio”. Los poemas de Kijadurías son la evidencia de que sí es posible para nuestras conciencias sobrevivir la tenaz hipocresía de nuestros tiempos, el naufragio cotidiano, pero con la palabra como guía. Jorge Ávalos

si el amor cierra los ojos
 
 
Si el amor cierra los ojos es para ver adentro de la espesa ......
pecado genial
 
 
Te besara recorriera y lamiera de punta a punta a flor de piel ......
emboscada
 
 
Salta la noche sobre el día le mete las uñas los dientes lo ......
papel de calcar
 
 
La escritura es la sombra del que escribe en la noche y a ......
necesidades
 
 
Necesito a mi mamá, con edipiano amor, sus desayunos humanísimos. La i......
oscuridad
 
 
Oscuridad, oscuridad, ruido confuso. En la penumbra duermen......
confusión (ii)
 
 
Afuera, en la palma del día : cabezas de faunos y faunas de ensortijad......
raro fulgor (ii)
 
 
Toda palabra quema. He aquí las cenizas. De: Certeza de la du......
biografía
 
 
De tanto evocar el pasado perdiste el presente. El que se fue, fue alg......
el porvenir
 
 
En cuanto la idea del Diluvio se sosegó. ......
negro
 
 
Bajo la lluvia ácida, el ozono se ampara, así, la atmósfera superior e......
lo visible
 
 
Cuando a solas hablas a solas. ¿Con quién hablas? En el pe......
el escarabajo
 
 
Te debo esta batalla, no así a los que un día me enseñaron a pagar con......
nocturno
 
 
Anoche un grillo se metió en mi cabeza y me trajeron a este hospital d......
manchas de ruidos antiguos...
 
 
Manchas de ruidos antiguos en los rincones del patio: sombras de la me......
me acuerdo de las lágrimas de un día ...
 
 
Me acuerdo de las lágrimas de un día demasiado hermoso, me acuerdo del......
sobre cenizas
 
 
Caen del cielo copos negros de ceniza nieve negra cenizas del cañ......
los estados sobrenaturales
 
 
1 Las paredes están dentro de mí que estoy creciendo contra el suelo. ......
gula
 
 
Comía naranjas en el sueño, soles de pulpa dulce y ardiente. ......
los bebedores de café
 
 
Para el próximo mes habremos engordado hasta decir ya no caminaremos......
confusión (vi)
 
 
No estás solo, nunca lo has estado, espíritus maliciosos te viligan, e......
a veces el mundo
 
 
A veces el mundo calla o habla en voz baja, tan baja que se......
confusión (i)
 
 
" Quien de ello quiera hablar, aun con la lengua de un ángel......
desastre
 
 
Cenizas del silencio, silencio sin ceniza. Señales mudas en ......
afuera
 
 
Afuera el río arrastra las corrientes del tiempo: hojas, flores y an......
raro fulgor (xii)
 
 
Despídete de tus huesos y tu carne de tus manos y tus pies,......
postal
 
 
Entonces ves este país del tamaño de un raspón. Luego un tren en los a......
oscuro
 
 
II Nada mío sale de mi boca. El poema nace pese a mí, Atrás, adelante.......
principio y fin
 
 
Ya no importan principio ni fin. Una palabra encierra al uni......
confusión (iv)
 
 
Bajo este sol de cobre que iluminar y confiere el don de eterninad a t......

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»