top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

DespuÉs de una felonÍa - Poemas de LUIS ALBERTO PALACIOS ROMÁN


 
 
DespuÉs de una felonÍa
Poema publicado el 26 de Junio de 2009


Esa escoria de ciudad                 
corre sin levantar la vista,         
con pegamento                         
en el cerebro,                       
gritando como                         
animal-humano-salvaje.               
Usted debe permanecer                 
comprimido por su salud,             
así lo indica el médico               
todas las mañanas                     
(excepto las de domingo)             
soleadas,                             
cálidas y reconfortantes.             
Procure llevar cámara                 
a su encuentro                       
con extraterrestres                   
y ya no consuma LSD,                 
manténgase como un herbívoro.         
Ese travestí,                         
está malogrado,                       
no se baña,                           
está maldito,                         
anda con manchas de sol               
y ya es un indigente más.             
La señora que vende                   
atol y tostadas                       
no sabe que su hija                   
anda fumando crack                   
con el “Beto” y el “Sayco”           
peligrosos psicópatas                 
que entran                           
y salen de la cárcel                 
cual su pocilga fuera.               
Tanya le puso                         
“la señora del atol”.                 
“La zorra negra”                     
le dicen sus “homies” delincuentes.   
Tabot no dice nada,                   
es sordomudo,                         
siempre anda en “onda”,               
parece no tener estomago,             
es una escoria más.                   
“Usted debe irse a vivir             
a otro lugar Licenciado               
no se eche a perder...”               
le dice el psiquiatra.               

¿Te gusta este poema? Compártelo:
«« más poemas de LUIS ALBERTO PALACIOS ROMÁN