top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de BLANCA ANDREU

BLANCA ANDREU
Blanca Andreu (1959- ). Blanca Andreu pasó su infancia y adolescencia en Orihuela, Alicante y Murcia, donde inició estudios de Filología. De Murcia se trasladó a Madrid con la intención de terminar sus estudios. Allí conoce al escritor Francisco Umbral, quien la introdujo en los círculos literarios madrileños. Abandona la carrera y comienza a escribir poesía. En 1980 obtiene el Premio Adonais con el libro De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall, obra de lenguaje surrealista y que es considerada como el punto de partida de la "generación postnovísima". Posteriormente ha publicado varios poemarios más en los que se ha ido alejando del surrealismo de su primera obra. En 1985 contrajo matrimonio con el novelista Juan Benet. Tras la muerte de su esposo en 1993, regresa a La Coruña donde vive apartada de toda actividad pública. Los temas principales en su obra son el amor, la infancia y el paso del tiempo. Aunque sus cuatro primeras obras fueron escritas durante sus momentos de dolor, la poetisa ha declarado que éste le ha servido para evolucionar hacia una nueva etapa en la que su tendencia ha sido escribir una poesía más sencilla y profunda. Ha publicado: De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall,1980. Báculo de Babel,1982. Elphistone,1988. El sueño oscuro (recopilación en un volumen la poesía escrita entre 1980 y 1989),1994). La tierra transparente,2002. Su ruptura con los novísimos no responde a un enfrentamiento generacional, algo en lo que coincide con otras autoras de la generación de los 80-90 como Luisa Castro, Almudena Guzmán o Ana Merino. En cierta forma, Blanca Andreu adelanta algunas de las características de lo que será este grupo de poetas indiferentes a las familias literarias, características como son el cuidado formal, la ausencia de referencias sociales y la disparidad de influencias incluso en un mismo autor. Su primer libro, De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall, ganó el «Premio Adonais» en 1980. Báculo de Babel obtuvo, dos años después, el «Premio Mundial de Poesía Mística Fernando Rielo». Su tercer libro, Capitán Elphistone, apareció en 1988. Los tres títulos fueron recopilados en el volumen El sueño oscuro, en 1994. Ha obtenido, igualmente, el «Premio de Cuentos Gabriel Miró» (1981) y el «Ícaro de Literatura» (1982). Sus dos primeros libros han sido editados en Francia, en traducción de Laurence Breysse. Ha sido incluida en diversas antologías españolas y extranjeras. Su poema Fábula de la fuente y el caballo, perteneciente al libro Elphistone, ha sido incluido en la Edición de Platino de la antología "Las Mil Mejores Poesías de la Lengua Castellana", publicada en 2004. La poeta española Luzmaría Jiménez Faro nos dice en la antología Tres tiempos, seis voces: "En el segunto "tiempo" recogemos un momento decisivo en nuestra poesía como es la década de los ochenta del pasado siglo, y de ella dos voces que marcan el fulgor de una revolución: Ana Rossetti y Blanca Andreu. Los devaneos de Erato (1980) de Ana, y De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall (1981) de Blanca, aportaron una frescura inesperada, un lenguaje sin falsos pudores, un mundo nuevo de sensaciones y sentimientos, un instinto expresivo diferente y absolutamente original, en una palabra, un cambio tan radical en nuestra poesía escrita por mujeres que, tras su aparición en la escena poética, no hay más remedio que hablar de un antes y un después de esos libros. Ambas autoras, Ana y Blanca, bien distintas en sus respectivas concepciones poéticas, lo hicieron posible." Refiriéndose a De una niña de provincias que se vino a vivir en un chagall, Julio Llamazares apunta muy justamente que con ese libro, Blanca Andreu escribe el primer libro de poesía española en el que aborda con innegable coherencia el tema de la droga.

así morirán mis manos oliendo a espliego...
 
 
Así morirán mis manos oliendo a espliego falso y morirá mi cuello hech......
marina del libro
 
 
Inquiero los porqués , los hasta cuándo los cómo y dónde y esa pregunt......
los labios impacientes...
 
 
Los labios impacientes de la noche te sanan mientras abren el......
amor mí, mira mi boca de vitriolo...
 
 
Amor mío, mira mi boca de vitriolo y mi garganta de cicuta jónica, mir......
el día tiene el don...
 
 
El día tiene el don de la alta seda, pétalos desandados por el pie de ......
cómo me parecerá extraño...
 
 
Cómo me parecerá extraño el aire que me envuelve, cómo será así extrañ......
amor de los incendios...
 
 
Amor de los incendios y de la perfección, amor entre la gracia y el c......
la isla de elefanta
 
 
Para A. B., dueño del manglar Escapando de la vibrante flor del agua ......
escucha, escúchame, nada de vidrios...
 
 
Escucha, escúchame, nada de vidrios verdes o doscientos días d......
me queda la mar media...
 
 
Me queda la mar media en el triunfo del agua, en el advenimiento de lo......
dí que querías ser...
 
 
Di que querías ser caballo esbelto, nombre de algún caballo mítico, o ......
báculo de babel
 
 
La cornamenta pura del carbón como una sílaba de noches cervales las c......
pájaro degollado...
 
 
Entonces resuenan las ramas inaccesibles. ......
para olga
 
 
Niña de greyes delicadamente doradas, niña obsesión de la cigüeña virg......
y quisimos dormir...
 
 
Y quisimos dormir el sueño bárbaro, negar devotos párpados y el rubor ......
fábula de la fuente y el caballo
 
 
A Beatriz de Laiglesia y Werner Aspenström Dicen que murió un caballo......
mi lengua micénica quemándose...
 
 
Mi lengua micénica quemándose dotada de sombra. Tal materia se muestra......
yo te di huesos...
 
 
Los muertos odian el número dos. F. G. Lor......
extraño no decirlo y hablar ...
 
 
Extraño no decirlo y hablar hidras pensadas o hacer poesía y cálculo, ......
en las cuadras del mar...
 
 
En las cuadras del mar duermen términos blancos, la espuma que crepita......
así, en pretérito pluscuamperfecto ...
 
 
Así, en pretérito pluscuamperfecto y futuro absoluto voy hablando del ......
tú eras columna de babilonia...
 
 
Tú eras columna de Babilonia o casi, capítulo del beso de Babel cuando......
duermo...
 
 
Duermo, espíritu del pupitre, alma de la avispa párvula, pómulo de la ......
muerte pájaro príncipe...
 
 
Muerte pájaro príncipe, un pájaro es un ángel inmaduro. Y así, hablaré......
nuestras ausencias
 
 
Nuestras ausencias como alianzas parecidas a las estaciones poéticas a......
agosto, agosto, la vaga...
 
 
Agosto, agosto, la vaga reverencia del tintero demiurgo, el claustro m......
la vigilia de elphistone (1)
 
 
Un viento -cortejo de apariencias-cree recordar el rumor de los puerto......
septiembre es esta muerte...
 
 
Septiembre es esta muerte inacentuada, es la urraca suicida bebiendo v......
cinco poemas para abdicar...
 
 
Cinco poemas para abdicar, para que sean un destello terrestre en mi t......
he aquí la gesta de la noche...
 
 
He aquí la gesta de la noche, su fortuna de estrellas y de lenguas de ......

Esta es la página 1 de un total de 2     Siguiente »»