top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de ANA ILCE GÓMEZ

ANA ILCE GÓMEZ
Ana Ilce Gómez (1945-). Nacida en Masaya en 1945, ahora es casi una leyenda. Su poesía, que se distingue por una portentosa intensidad lírica y precisión verbal, hizo que su primer libro, Las ceremonias del silencio (Managua: Ediciones El Pez y la Serpiente, 1975; segunda edición ampliada: Managua: Editorial Vanguardia, 1989) ocupara un lugar cimero en el Parnaso nicaragüense. Ana Ilce Gómez empezó a escribir versos a los diez años de edad; rememora que tomó el quehacer poético “en serio” luego de haber llegado a Managua para cursar sus estudios superiores. Debutó en 1964 con un recital en la Universidad Centroamericana (UCA) de Managua y aquel mismo año publicó por primera vez en el suplemento cultural del diario La Prensa. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua). Tiene maestría en Gestión y Organización de Bibliotecas, otorgada por la Universidad de Barcelona, España. Trabajó como periodista, creativa publicitaria y relacionista pública de instituciones financieras. Entre 1990 y 1997 ejerció el cargo de Directora de la Biblioteca del Banco Central e impulsó la restauración de la colección pictórica de dicho establecimiento, considerada la más completa del país. Pese a que en su obra predomina una perspectiva intimista, Gómez no permanece ajena al entorno social y político. Sin haber sido militante o colaboradora del Frente Sandinista de Liberación Nacional, se identificaba con sus luchas antes y después de la revolución de 1979. En 1984, junto con las literatas tan comprometidas políticamente como Daisy Zamora, Gioconda Belli y Vidaluz Meneses, fue una de las firmantes de la carta pública titulada Desde diferentes trincheras los poetas nicaragüenses estamos con la revolución, difundida a través del Nuevo Amanecer Cultural, suplemento de El Nuevo Diario. Asimismo ha manifestado solidaridad con la causa feminista, sin que ésta se haya convertido en materia para su poesía. Su poemario Poemas de lo humano cotidiano (Managua; Asociación Nicaragüense de Escritoras, 2004) recibió en 2004 el premio único de la segunda edición del Concurso Nacional de Poesía Escrita por Mujeres Mariana Sansón, convocado por la Asociación Nicaragüense de Escritoras, Anide, de la cual Ana Ilce es integrante. En 2006 fue incorporada como miembro de número a la Academia Nicaragüense de la Lengua.

la muerte no es una mujer
 
 
La muerte no es una mujer con el cráneo pelado y una corva guadaña ent......
mujeres con guitarra
 
 
Hay muchas mujeres lapidadas a lo largo de la historia. Su vida fue de......
en sorgono
 
 
El pequeño Sorgono saliendo de entre la maleza de los Gennargentu es t......
desátame
 
 
Poesía, sujétame las riendas bébeme de una sola vez atrápame porque me......
permanencia
 
 
Me he desangrado en el trabajo de dar permanencia a la palabra, piedra......
red de infinitudes
 
 
Las premoniciones, los sueños, los augurios La vasta red de los sentid......
otro primer día de la creación
 
 
He sentido el sabor y la densidad de un poema rozándome como un ala o ......
el otro día está aquí
 
 
Nadie diría que hemos envejecido. Nadie sabe cuánto tiempo ha pasado. ......
destino
 
 
He de hacer en este mundo lo que está destinado para mí: cantar ......
castigo de los dioses
 
 
Castigo de los dioses es morir sin haber soñado lo suficiente sin habe......
máscara del sueño
 
 
Sueño que el agua borra mis pies que tengo una zarza entre las manos q......
a una mesa
 
 
Esta mesa fue de mi abuelo. Sobre ella más de una vez reclinó su cabez......
rostros del enigma
 
 
El tiempo es ese pequeñísimo espacio entre vos y yo. Igual que una hoj......
pretendiendo dar continuidad al otro poema de los dones de j.l.b.
 
 
Yo también quiero proclamar las gracias por los días que he vivido por......
máscara del insomnio
 
 
Todo lo que leí Todo lo que viví Todo lo que perdí y no pude recobrar ......
ser o no ser
 
 
Vivir. Ser o no ser no es el problema sino planchar la ropa atizar el ......
ensalmos
 
 
Veo la hoja de naranjo que incontenible crece ante mis ojos y advierto......
ecuación perfecta
 
 
La latitud del corazón la plenitud de una manzana las flores insolente......
estela de la serpiente
 
 
Una serpiente pasó frente a mis ojos Su larga madeja recordaba las hoj......
ama del día
 
 
Yo soy la suma de todas ustedes, mujeres encerradas en la Biblia con s......
aria
 
 
No soy ángel que preside la vida ni sabia ni agorera. Únicamente soy u......
vidrio daliniano
 
 
Me he asomado al espejo y al otro lado la dama en plenilunio esperando......
lady rowena
 
 
Lady Rowena de Tremain: dulce Lady de piel cascada mustia como las flo......
como ramita en abril
 
 
Frágil como ramita en abril fue mi corazón. Peto tú bien sabes que en ......

Esta es la página 1 de un total de 1