top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de LEÓN FELIPE

LEÓN FELIPE
León Felipe (1884-1968). Seudónimo de Felipe León Camino Galicia, poeta español que destacó por la mezcla de arrebato místico y compromiso político de su obra. Nacido en Tábara (Zamora), hizo sus primeros estudios en Salamanca y Santander. Sus primeras obras poéticas se titulan Versos y oraciones de caminante (1920-1929) y Versos y oraciones de caminante II (1929). Su vida, en efecto, es la de un “caminante”: después de estudiar Farmacia en Madrid, recorre la península con una compañía de teatro y regenta diferentes boticas en distintos lugares de España. Administra hospitales en Guinea y es profesor de Literatura Española en distintas universidades de Estados Unidos y México. Sale de España en 1938, en plena Guerra Civil, y se exilia en México. Allí trabajará de bibliotecario en Veracruz y será agregado cultural de la Embajada de la España republicana. Escribió, además de las ya citadas, las obras siguientes: Drop a Star (Baja una estrella, 1933), La insignia (1936), El payaso de las bofetadas (1938), Pescador de caña (1938), El hacha (1939), Español del éxodo y del llanto (1939), Ganarás la luz (1943), España e Hispanidad (1947), Antología rota (1947), Llamadme publicano (1950), El ciervo (1954), ¡Oh, este viejo y roto violín! (1968). León Felipe defiende en su poesía la dignidad del hombre y la justicia social. Tradujo Canto a mí mismo del poeta estadounidense Walt Whitman en 1941. Murió en 1968 en la ciudad de México.

voy con las riendas tensas...
 
 
Voy con las riendas tensas y refrenando el vuelo porque no es lo que i......
perdón
 
 
Soy ya tan viejo y se ha muerto tanta gente a la que yo he ofendido y ......
cristo
 
 
Viniste a glorificar las lágrimas... no a enjugarlas. Viniste a abrir......
deshaced este verso
 
 
Deshaced este verso. Quitadle los caireles de la rima, el metro, la ca......
la rosa de harina
 
 
Pero el hombre es un niño laborioso y estúpido que ha hecho del juego ......
qué día tan largo...
 
 
¡Qué día tan largo y qué camino tan áspero, qué largo es todo, qué lar......
palomas
 
 
Las palomas de la plaza de San Marcos que el municipio de Venecia ceba......
qué lástima
 
 
¡Qué lástima! Al poeta Alberto López Arguello, ......
escuela
 
 
Oí tocar a los grandes violinistas del mundo, a los grandes "virtuosos......
la prueba
 
 
Y los discípulos le preguntaron al maestro: Maestro, ¿son legítimos, s......
como aquella nube blanca
 
 
Ayer estaba mi amor como aquella nube blanca que va tan sola en el cie......
como un pulgón
 
 
Yo no puedo tener un verso dulce que anestesie el llanto de los niños ......
quien era
 
 
A Ana Frank Lo vi muy bien, aquel niño judío que estaba allí esp......
qué pena
 
 
¡Qué pena! ¡Qué pena si este camino fuera de muchísimas leguas y siem......
pero ¿por qué habla tan alto el español?
 
 
Este tono levantado del español es un defecto, viejo ya, de raza. Viej......
yo lo pregunto nada más
 
 
¿Por qué están hechos nuestros ojos para llorar y para ver?... Yo lo p......
segador esforzado
 
 
Y ahora pregunto aquí: ¿quién es el último que habla, el sepulturero o......
como tú
 
 
Así es mi vida, piedra, como tú. Como tú, piedra pequeña: como tu, pie......
poemas menores
 
 
Nadie fue ayer ni va hoy, ni irá mañana hacia Dios por este mismo cami......
yo no sé muchas cosas...
 
 
Yo no sé muhcas cosas, es verdad. Digo tan solo lo que he visto. Y he ......
dame tu oscura hostia
 
 
No te apiades de mí, luz cenicienta. Dame tu oscura hostia, tu último ......
no he venido a cantar
 
 
No he venido a cantar, podéis llevaros la guitarra. No he venido tampo......
el salto
 
 
Somos como un caballo sin memoria, somos como un caballo que no se acu......
elegía
 
 
A la memoria de Héctor Marqués, capitán de la Marina mercante ......
israel
 
 
Israel, tienes que aprender otra vez a construir dioses. Tú que invent......
primera epístola a los judíos
 
 
Desde que Herodes degolló a Juan el Bautista se acabaron los profetas ......
preceptiva poética
 
 
I Poesía..., tristeza honda y ambición del alma... ¡cuándo te darás a ......
pie para el niño de vallecas, de velázquez
 
 
Bacía, Yelmo, Halo. Este es el orden, Sancho. De aquí no se......
música alemana
 
 
¡Cómo me gusta a mí la música alemana! ¡Esos grandes directores! ¡Y es......
navega
 
 
Arrodíllate y reza. No. Navega, navega sobre tu llanto. Marinero: lágr......
Continúe en Poemas de ALBERTO GIRRI »»»

Esta es la página 1 de un total de 1