top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA

FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA
FEDERICO BERMÚDEZ Y ORTEGA (1884 – 1921) Nació en San Pedro de Macorís. Siendo aún muy joven, comenzó a escribir versos. Sus padres fueron Luis Arturo Bermúdez. de profesión abogado y escritor, y Carmen Ortega. Más tarde colaboró en las revistas literarias más importantes de su tiempo, como "La Cuna de América", "Renacimiento" y "Letras". Llegó a dirigir en su ciudad natal la revista "Mireya". Quizás la colección más conocida, aunque no necesariamente más la importante, de su creación literaria, sea "Los Humildes" (1916), dada su inclinación a favorecer siempre a los pobres y los más destituidos en la sociedad en que le tocó vivir. Alcanzó el encomio de la crítica. Publicó también: "Oro Virgen", (1910); "Las Liras del Silencio", (1923) y otras. En "Oro Virgen" y en "Líricas del Silencio", nos encontramos frente a un Bermúdez de tono, forma y contenido esencialmente modernista. El fenómeno de "Los Humildes" es algo quizás nuevo para la elegancia e impasibilidad de un modernista. En esta colección de poemas, sin embargo, se puede observar cómo el joven poeta muestra un interés y dolor profundos por los desvalidos que, como hombre también de su tiempo, lo rodean. Pero, como poeta elegante y aristocrático, sin necesidad de gritar, comunica su pena; sin emitir fuertes protestas, nos envía un mensaje claro y auténtico: el del dolor de los oprimidos bajo la explotación del capital. Bermúdez es todavía hoy día una de las figuras principales en la literatura dominicana. Murió en la misma ciudad que lo vio nacer, San Pedro de Macorís.

atrio
 
 
El misterio es el alma de la virgen Poesía, en el lago es silencio ......
fantasia hebrea
 
 
(Para Gastón F Deligne, Poeta) Sobre el negro presti......
a los hÉroes sin nombre
 
 
Vosotros, los humildes, los del montón salidos, heroicos defensores ......
hilos de plata
 
 
¡Hilos de plata! hebras de luz de lunas ¡apagadas ......
el violÍn del mendigo
 
 
En sus manos llora como un niño hambriento, como un niño pobre que ......
rimas para tus ojos
 
 
(A Elvira) Yo he visto en los salones del Orient......
del arado
 
 
Van los tardos bueyes, paso sobre paso, bajo los ardores del ardien......
pincelada
 
 
(Para Valentín Giró, Poeta) El Sol, ya a fin de la jornad......
letanias de amor
 
 
Labio que en mi labio tu vino vertiste cuando el rojo beso del amo......
del lavadero
 
 
Es el patio angosto de la cuartearía; es el corto espacio donde en......
miseria
 
 
Oye avaro hambriento que amas la vigilia porque así el tesoro puedes......
el mendigo
 
 
Curvado sobre el báculo piadoso en que se apoya la convulsa diest......
melodia breve
 
 
(En la alta noche) Aura suave y manso río, la onda breve......
sÍmbolo
 
 
¡Aquel viejo enigmático y sereno, de tristes palideces marfilinas ......
campanas de la tarde
 
 
La tarde. Gris de perla. Los árboles en una ......
en los remansos tranquilos
 
 
I. En los remansos tranquilos flota una paz mens......
desolacion
 
 
¡Y fue mi anochecer en pleno día, y el dolor, con su mano despiadad......
serenamente gris
 
 
La lluvia, tornadiza como una polvareda, más flota que desciende, s......
mensaje lirico
 
 
(A S. M Grecia L.) La nota más pulcra que duerme en ......
leve y breve
 
 
El mar en calma; la brisa leda riza apacible la blanca espuma y ......
letanÍas de noviembre
 
 
I ¡Están tocando a muerto las campanas lejanas...! Hablan los viejos......
del estercolero
 
 
El hambre, con su rostro demacrado, que una vez que castiga, no per......
romÁntica
 
 
(Para H. Ducoudray) Y trémulo de amor, convulso y ......
paisaje
 
 
Es hora del profundo silencio de las cosas. Ya todo, aletargado, par......
en secreto
 
 
Lo dice el dejo gris que asaz traduce un quebranto de amor sobre tu ......
¡oh, tardes adorables!
 
 
¡Oh, tardes adorables de aquel lejano estío! ¡Oh, siesta de mis sueñ......

Esta es la página 1 de un total de 1