top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de CÉSAR MORO

CÉSAR MORO
César Moro (1903-1956). Seudónimo de Alfredo Quíspez Asín, poeta y artista peruano, que es posiblemente la voz más pura del surrealismo hispanoamericano y el que defendió con más ardor y fidelidad esa estética —aunque al final se apartara del grupo que rodeaba a André Breton— desde mediados de la década de 1920 hasta su muerte. Nació en Lima y fue, mientras vivió, un poeta casi secreto e ignorado por la mayoría, pues escribió la mayor parte de su obra en francés, y las ediciones de su obra en español fueron tardías, escasas y de circulación restringida. Hoy, sin embargo, ha cobrado un amplio prestigio y es objeto de estudios y homenajes. En 1925, viajó a Europa y vivió en París hasta 1933. Allí se adhirió al movimiento surrealista asociado a Breton. Colaboró en la revista Le Surréalisme au Service de la Révolution y presentó sus obras plásticas en esa ciudad y Bruselas. Volvió a Lima en 1935, año en el que tuvo una feroz polémica con el chileno Vicente Huidobro; en 1939, publicó, con el poeta Emilio Adolfo Westphalen el número único de El uso de la palabra (1939). Desde el año anterior se encontraba ya en México, donde pasó nueve años. Allí organizó la Exposición Internacional del Surrealismo (1940) y se vinculó con el grupo de los Contemporáneos (véase Literatura mexicana). En 1944, se apartó públicamente del surrealismo ortodoxo y volvió a Lima en 1948, donde hizo amistad con el francés André Coyné, estudioso de César Vallejo. Al morir, Moro sólo había publicado unos pocos libros y cuadernos de poesía en francés: Le château de grisou (México, 1943), Lettre d’amour (México, 1944), Trafalgar Square (Lima, 1954). Fue Coyné —convertido en su albacea— quien publicó póstumamente, además de Amour à mort (París, 1957), las dos obras en español por las que es más conocido: los poemas de La tortuga ecuestre y los ensayos y artículos reunidos en Los anteojos de azufre (ambos en Lima, 1958). Posteriormente se ha recopilado su Obra poética (Lima, 1980), que incluye la producción en francés. Pocos poetas pueden comparársele en el furor visionario de sus imágenes, la cualidad incandescente de sus textos amorosos y el alto sentido místico y onírico que tiene de la experiencia creadora. Como auténtico surrealista, vivir y escribir era, para él, una aventura que abre el camino hacia lo maravilloso y lo insólito, que convierten lo fugaz en algo indeleble, como una marca de fuego.

vienes en la noche con el humo fabuloso de tu cabellera
 
 
Apareces La vida es cierta El olor de la......
batalla al borde de una catarata
 
 
Tener entre las manos largamente una sombra De cara al sol Tu recuerdo......
varios leones al crepúsculo lamen la corteza rugosa de la tortuga ecuestre
 
 
En la desaparición de los malgaches En la desapari......
andré breton
 
 
Como un piano de cola de caballo de cauda de estrellas Sobre el firmam......
el olor y la mirada
 
 
El olor fino solitario de tus axilas Un hacinamiento de coronas de paj......
el fuego y la poesía iv
 
 
El agua lenta el camino lento los accidentes lentos Una caída suspendi......
oh furor el alba se desprende de tus labios
 
 
Vuelves en la nube y en el aliento Sobre la ciudad dormida Golpeas a m......
el fuego y la poesía vi
 
 
El agua lenta las variaciones mínimas lentas El rostro leve lento El s......
el fuego y la poesía iii
 
 
Amo la rabia de perderte Tu ausencia en el caballo de los días Tu somb......
como un piano de cola
 
 
A André Breton Como un piano de cola de caballo de cauda de estrella......
a vista perdida
 
 
No renunciaré jamás al lujo insolente al desenfreno suntuoso de pelos ......
el fuego y la poesía v
 
 
Verte los días el agua lenta Una cabellera la arena de oro Un volcán r......
llamado a los tres reinos
 
 
Hablo a los tres reinos al tigre sobre todo más susceptible de escucha......
el fuego y la poesía (ii)
 
 
Amo el amor de ramaje denso salvaje al igual de una medusa el amor-hec......
el dominio encantado
 
 
Ni un dedo se alza sin que fluya la amargura Lágrima a lágrima en un m......
el fuego y la poesía (i)
 
 
En el agua quemante el sol refleja la mano de cenit Amo el amor El m......
el agua lenta...
 
 
El agua lenta el camino lento los accidentes lentos Una caída suspendi......
libertad-igualdad
 
 
El invierno recrudece la melancolía de la tortuga ecuestre El invierno......
un camino de tierra en medio de la tierra
 
 
Las ramas de luz atónita poblando innumerables veces el área de tu fre......
la vida escandalosa de césar moro
 
 
Dispérsame en la lluvia o en la humareda de los torrentes que pasan ......
westphalen
 
 
Como un abrevadero de bestias indelebles Partido por el rayo desbordan......
Continúe en Poemas de ALBERTO GIRRI »»»

Esta es la página 1 de un total de 1