top

Red DE OCIO Y LITERATURA »

  Canciones
  Humor
  Más Poemas
  Poemas amor
  Chistes
  Fútbol
  Examen de Conducir
  Películas

Poemas de JOSÉ EUSTASIO RIVERA

JOSÉ EUSTASIO RIVERA
JOSÉ EUSTASIO RIVERA (1889 - 1928) José Eustasio Rivera nace en Neiva, Colombia, en l889, y muere en Nueva York en diciembre de l928. Fue maestro normal en l909 y doctor en derecho por la Universidad Nacional de Bogotá en l9l7. Después de ser diputado al Congreso desempeñó el cargo de inspector del gobierno en las explotaciones petrolíferas de la región del Magdalena y, posteriormente, formó parte de la comisión delimitadora de fronteras entre su país y Venezuela. Estos encargos lo llevaron de nuevo a la misma selva que había sido fronteriza con su ciudad natal, y es esta selva lo que inspira la creación literaria del autor, recuperando en él las raíces de su infancia y la fantasía de su juventud. Su primera obra es un libro de poemas Tierra de promisión (l92l), con la que alcanza cierta notoriedad. Pero es su segunda y última obra, La Vorágine, la que hace de Rivera un clásico de la narrativa realista pre-mágica, hasta el punto de ser considerada por muchos como la gran novela de la selva latinoamericana. "...Los que un tiempo creyeron que mi inteligencia irradiaría extraordinariamente, cual una aureola de mi juventud; los que se olvidaron de mí apenas mi planta descendió al infortunio; los que al recordarme alguna vez piensen en mi fracaso y se pregunten por qué no fui lo que pude haber sido, sepan que el destino implacable me desarraigó de la prosperidad incipiente y me lanzó a las pampas, para que ambulara vagando, como los vientos, y me extinguiera, como ellos, sin dejar más que ruido y desolación".

vibradora cigarra...
 
 
Vibradora cigarra: con tu lírico empeño los veranos cantabas en ......
cantadora sencilla...
 
 
Cantadora sencilla de una gran pesadumbre, entre ocultos follajes, l......
los potros
 
 
Atropellados por la Pampa suelta los raudos potros en febril disputa; ......
soy un grÁvido rÍo...
 
 
Soy un grávido río, y a la luz meridiana ruedo bajo los ámbitos ref......
grabando en la llanura
 
 
Grabando en la llanura las pisadas, y ambos, uncida al yugo la cabe......
esta noche
 
 
Esta noche el paisaje soñador se niquela con la blanda caricia de la l......
alas de seda
 
 
Persiguiendo el perfume de risueño retiro, la fugaz mariposa por el mo......
con pausados vaivenes
 
 
Con pausados vaivenes refrescando el estío, la palmera engalana la ......
la grulla
 
 
Viajera que hacia el polo marcó su travesía, la grulla migratoria revu......
sintiendo
 
 
Sintiendo que en mi espíritu doliente la ternura romántica germina, vo......
en la estrellada noche...
 
 
En la estrellada noche de vibración tranquila descorre ante mis ojos......
atropellados...
 
 
Atropellados, por la pampa suelta, los raudos potros, en febril disp......
mientras las palmas tiemblan...
 
 
Mientras las palmas tiemblan, un arrebol ligero en solitarias ciénaga......
en un bloque saliente
 
 
En un bloque saliente de la audaz cordillera el cóndor soberano los......
Continúe en Poemas de FRANCISCO DE QUEVEDO »»»

Esta es la página 1 de un total de 1